TEMIXCO, MORELOS.- El Gobernador Graco Ramírez pidió a los morelenses, por la memoria de Gisela Mota Ocampo, ex alcaldesa de Temixco, no permitir que la Policía regrese al control de la delincuencia organizada. “No vamos a ceder”, advirtió a los criminales.
Al entregar la rehabilitación de la Comandancia Temixco de la Policía Morelos, ante Juana Ocampo, presidenta municipal y madre de Gisela Mota, el mandatario morelense se pronunció a favor de consolidar lo que juntos, sociedad y gobierno “hemos logrado” en materia de seguridad.
Lamentó que, como en 2015, haya quienes están pidiendo echar atrás la estrategia de seguridad, pero hacerlo, advirtió, es regresar a la tragedia de violencia e inseguridad que vivió Morelos.
Aseguró que si se sigue con el modelo de seguridad habrá mayores resultados, mejores policías y ciudadanos; ceder es poner en riesgo el futuro de la sociedad, aseveró.
Graco Ramírez recordó que Gisela Mota fue muy clara y valiente cuando anunció que Temixco se mantendría dentro del Mando Único, mientras otros alcaldes expresaron su rechazo al modelo y aceptaron las amenazas del crimen organizado.
“Algunos pensaban, que por ser mujer iba a ceder” y por ello fue asesinada; reconoció que fue un golpe directo a su persona, porque los criminales sabían la cercanía política que mantenía con Gisela Mota y Juana
Ocampo.
El gobernador sostuvo que lo sucedido a Gisela Mota no debe ser olvidado nunca, porque su muerte tuvo que ver con el proceso de implementación y consolidación del Modelo de Mando Único; explicó que ante este hecho decretó asumir el control de las policías en más de la mitad de los municipios.
Resaltó la participación de los ciudadanos en la consolidación del modelo de seguridad, a través de los Comités de Vigilancia.

Por: Luis Flores
[email protected]