Héctor de Mauleón en su libro “LA CIUDAD QUE NOS INVENTA. Crónicas de seis siglos” (Ediciones Cal y Arena), tiene la enorme virtud de hacernos ver el centro histórico de la Ciudad de México de una manera diferente.Con su personal estilo,noslleva amigablemente de la mano por la CDMX en el tiempo. Desde la casa denegrida, el aposento de Moctezuma donde reflexionaba y luego sede del gobierno virreinal. Hasta describir, en 2014, cómo el paso de los años modificó “la arteria más bella de la ciudad de México”: Reforma.
La crónica de De Mauleón permite descubrir rincones que no imaginamos existieran. Los títulos de cada artículo del libro son provocadores: La primera panadería; los incendios que asolaban la ciudad; diputados del circo, del teatro, del corral; las rameras corregidas; la nostalgia de Bucareli, y muchos más que seducen a leerlos. Seis siglos comprimidos y rescatados, donde se siente que el tiempo se detiene, viendo las calles de la ciudad, las diligencias, o los primeros coches en las calles polvosas, con la primera iluminación eléctrica.
El documental/video “Cuernavaca, Centro histórico y sus pueblos tradicionales”, youtube.com/watch?v=QKbq7p-QEr4, auspiciado por el INAH, muestra, con el lente de la cámara, una ciudad con historia, que si no se observa con cuidado, se pierde en el bullicio citadino. Desaparece entre el tráfico, la publicidad y los comercios. Se nos oculta. El video, que me compartió Victor Hugo Valencia, nos lleva de manera amable al pasado de los tlahuicas, a la llegada de los españoles, la manera como entraron a la entonces Cuauhnáhuac los  conquistadores y que Diego Rivera plasma magistralmente en el antes llamado Palacio de Cortés. Mural que describe cómo cruzaron las barrancas para someter a los Tlahuicas.
Con gran acierto, el video rescata el pasado colonial, sus iglesias, y conventos. Las primeras haciendas. Los terribles tiempos de la Revolución, que hicieron que Cuernavaca fuera abandonada. Más tarde, habitantes venidos de los estados vecinos llegaron a repoblarla.
Valentín López en el Diario de Morelos, (20.3.2021), nos recuerda que cuando pasó Alexander Von Humboldt por Cuernavaca y a pesar de solo haber estado unas horas, escribió que “... en ella reina una primavera eterna”. El video recorre barrancas y jardines. Nos da una visión, que pasa desapercibida para el común de visitantes. A Humboldt no le faltó razón. Cortés al construir su residencia; Maximiliano su casa de verano; presidentes de México, artistas, intelectuales y visitantes de todo el mundo dan cuenta del acierto del barón alemán.
El INAH registra más de 560 monumentos históricos en Cuernavaca. Monumentos que hablan de un pasado que se niega a desaparecer. Pero que corre el riesgo de desvanecerse para siempre. El pasado define a los pueblos. A su gente, a la ciudad. Edificios y casas que deben ser preservados. Su conservación es básica para la que la gente cuernavacense preserve su identidad. Tener identidad es esencial. Es tener orgullo del lugar en donde nacimos, habitamos, crecimos, trabajamos, jugamos, existimos.
Pero, la identidad no surge de la nada. Se construye, se cuida, se fomenta a partir de un pasado y de un presente que nos enorgullece. El trabajo del documental tiene un inmenso valor. Hace conciencia de  la importancia que tiene que Cuernavaca sea decretada zona de monumentos históricos (ZMH). Es un paso imprescindible para preservar el prestigio mundial de la ciudad de la eterna primavera.
El esfuerzo del equipo del INAH que lo hizo posible merece todo el reconocimiento de los que amamos a nuestra ciudad. Esos monumentos que aún quedan están siendo amenazados lentamente por el desarrollo inmobiliario que no perdona, por la contaminación, el comercio y el tormentoso tráfico citadino.
Cuautla fue decretada ZMH en 2012. Con ella son 60 las zonas que han recibido esa distinción en el país. Cuernavaca sin duda debe ser incluida. Sus monumentos históricos lo demandan, antes de que sea demasiado tarde. 

Por:  Ariel Homero López Rivera


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado