Hace tiempo era frecuente escuchar, cuando alguien se refería a una pequeña población, que se trataba de un pueblo bicicletero. Era una forma denostativa de referirse a una ciudad o a un pueblo de la provincia. Actualmente, se ve diferente.

El avance tecnológico nos trae, ni duda cabe, gran cantidad de beneficios y posibilidades. También trae serios problemas que afectan a la sociedad. Basta observar lo que sucede en todo el mundo por el calentamiento global. Países del primer mundo como del tercero lo están padeciendo.

Muchos estudios e investigaciones sostienen que una buena parte del calentamiento global se debe al uso del automóvil y en general a los vehículos automotores. Existen ciudades que han tomado conciencia del peligro que significa el calentamiento del planeta. Los objetivos del milenio así lo destacan. Punto.

Los países del llamado primer mundo han favorecido, desde hace tiempo, el uso de la bicicleta. No sólo ayuda a no contaminar, sino que además favorece la salud.

La ciudades que son vanguardia en el tema del uso de bicicletas son Copenhague, Amsterdam, Amberes, Bogotá, Barcelona, Vancouver, entre las más destacadas. La Ciudad de México, para ponerse a la altura ha venido realizando inversiones en la infraestructura ciclista para promover el uso de la bicicleta. 

Las subidas y bajadas de Cuernavaca por sus barrancas y los trazos de sus calles, parecen hablar de un contrasentido. Sería una conclusión demasiado precipitada. Pues, cuando se trata de una política pública de movilidad, se deben analizar todas las posibilidades con imaginación y creatividad.

Cuernavaca ha crecido entre barrancas. Lo que hace pensar en la dificultad para trasladarse en bicicleta y que su uso esté destinado al deporte y a la diversión. Sólo el 6.8 % de la población tiene bicicleta. (INEGI 2020).

La bicicleta ha resultado el medio de locomoción que más creció durante la pandemia. Asegura la sana distancia y mejora la salud. Ver la iniciativa de la creación de carriles especiales del ayuntamiento de la capital morelense es una buena noticia.

Resulta interesante el aumento en las consultas de rutas que Google registró en abril de este año. Destaca Finlandia con un 303% comparando el mismo periodo del año anterior. Polonia, Canadá y Noruega con más del 200%. O sea, son los habitantes de los países del primer mundo los que más están utilizando las rutas que les proporciona Google para trasladarse.

Las ciudades más progresistas están invirtiendo más y más en vialidades que den seguridad a los ciclistas. La pandemia ha influido mucho, haciéndose evidente el crecimiento en su uso, se rebasa con frecuencia el 30% más de gente moviéndose a su trabajo en bici. Según PALCO23, en Europa se han implementado mas de 1000 kilómetros en carriles bicicleteros recientemente. 

La CDMX registra, de acuerdo al INEGI, que cerca del 40% de los casi 6 millones de hogares tienen bicicleta. La Secretaría de movilidad de la Ciudad de México tiene proyectado duplicar la infraestructura ciclista al pasar de los 322 km. actuales a los 600 en 2024.

Hablar de infraestructura no sólo se trata de carriles. Se tiene que observar como un sistema que se integre a la red de transporte colectivo; educación vial específica para los ciclistas y para el respeto que deben tener los conductores de autotransporte; estacionamientos ligados a las terminales o estaciones de rutas y autobuses. Es iniciar una cultura que traerá beneficios a la salud, al combate a la contaminación; disminuye el uso de vehículos y mejora el gasto familiar.

Las subidas y bajadas de Cuernavaca no nos deben amedrentar. La tecnología de las bicicletas eléctricas será una alternativa seria. La construcción de vialidades que incluya puentes y rediseño de calles será el reto. La experiencia de la CDMX a partir del 2010 es sumamente rica. Destaca el sistema ECOBICI de renta de bicicletas que incrementó significativamente el número viajes en tiempo de pandemia. Cuernavaca, debe asumir el reto.

Por:  Ariel Homero López Rivera / opinion@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado