Ocurrió anoche en la rancheria las flores primera sección, Paraíso Tabasco.

Mientras disfrutaba su fiesta de bodas por lo civil, la enfermera Yazmin Dominguez, recibió una llamada para aplicarles unos medicamentos a un paciente. La mujer comprometida con su ética, pidió disculpa a sus invitados y vestida de novia acudió a cumplir con su deber, para luego regresar al convivió.