En Morelos se reconocen actualmente el 21% de las especies de mamíferos mexicanos, el 33% de las especies de aves, el 14% de las especies de reptiles y el 10% de las especies de plantas reportadas para el país; se ubica en el lugar 17, respecto a otros estados, en cuanto a riqueza de especies y además se encuentra entre los 9 estados con alto endemismo de flora.

En cuanto a la amenaza y tráfico de especies, debido a la naturaleza clandestina de esta actividad, no se tienen datos precisos sobre las especies, ni de los volúmenes que alcanza su tráfico en Morelos.

Sin embargo, de acuerdo con datos de la Delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), las especies que más se trafican son las orquídeas, extraídas del medio natural por los habitantes de las comunidades del norte del estado y trasladadas a las zonas urbanas como Cuautla y Cuernavaca.

Otro grupo muy presionado por esta actividad comercial son las cactáceas, de alta demanda por coleccionistas nacionales y del extranjeros. Según la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), existen algunas otras especies vegetales como helechos y musgos que son recolectados y vendidos en mercados locales y viveros, pero para los cuales no hay datos específicos.

Dentro de los grupos faunísticos destacan las aves canoras y de ornato como objeto de comercio, que pese a ser una actividad que en los últimos años se ha logrado regular, todavía cuenta con grupos organizados de “pajareros” que comercializan de manera ilegal con las especies de las que existe demanda y que ofrecen a precios más bajos que los “pajareros” que cuentan con sus respectivas autorizaciones.

La CONABIO y la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) precisan en una investigación que para minimizar el tráfico de especies, es fundamental crear cultura entre la población para que desista de adquirir organismos que no cuenten con autorizaciones de venta.

Cita que en Morelos, prácticamente todas las especies endémicas están en peligro de extinción y algunas que no son originarias del estado que ya forman parte de la fauna y flora tradicionales también están en riesgo de desaparecer.

Algunos de estos son el Cacomixtle, la Carpita morelense, el Cangrejito barranqueño, el Zacatuche, la Mariposa baronia, Murciélagos de la Cueva del Salitre de Tlaltizapán y el Jaguar. 

17 es el lugar que ocupa Morelos en cuanto a la riqueza de especies.

 

9 lugar ocupa Morelos en flora endémica.

33% de las especies de aves que existen en el país, viven en Morelos.