compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Ante los graves problemas que algunos ayuntamientos enfrentan para cumplir con la Ley General de Contabilidad Gubernamental (LGCG) y que los pone en la lupa de la fiscalización por el presunto mal ejercicio de los recursos, el Instituto para el Desarrollo y Fortalecimiento de los Municipios (Idefomm) y la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización (ESAF), revisarán cuál es el estatus de cumplimiento que tienen los 33 municipios.
El objetivo de la revisión, informó en entrevista el director del Idefomm, Rodolfo Tapia López, es el de apoyar con orientación y capacitación a los municipios que tienen un bajo cumplimiento.
El tema, dijo, fue abordado en la sesión de la Junta de Gobierno del organismo, en la que los alcaldes designaron a Dionisio Santa María, de Tlayacapan, como nuevo presidente de la Junta de Gobierno.
Tapia López indicó que a esa reunión acudió el auditor, Vicente Loredo Méndez, quien, como resultado de las 15 auditorías especiales realizadas a igual número de municipios sobre el ejercicio de recursos del Ramo 33 durante 2016, expresó su preocupación por el nivel de incumplimiento que las comunas están dando a la LGCG.
De continuar en las mismas condiciones, señaló el auditor, los municipios seguirán siendo objeto de señalamientos por irregularidades en el manejo de los recursos.
La LGCG obliga a las entidades públicas a contar con las mismas reglas de registro y presentación de la información, con la finalidad de que esto contribuya a que haya más transparencia en el destino que se da a los presupuestos.
Agregó que las invitaciones que se han hecho a los alcaldes a que cumplan no han sido suficientes, y por ello se está pensando en la capacitación del personal que las áreas de finanzas para que tengan pleno conocimiento de lo que deben cumplir para evitar problemas legales más adelante.
Lo anterior se está pensando, cuando el trienio está a punto de cumplir 20 de 36 meses.

Causa. La medida se debe a que los municipios no han podido cumplir la Ley General de Contabilidad Gubernamental.

 

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]