Gracias al aviso de un sujeto, las autoridades de la UNAM y de la Policía Cibernética, lograron atender a un joven que ya le había puesto fecha a una arremetida dentro del CCH Vallejo.

De acuerdo con medio, un estudiante de tercer semestre del CCH Vallejo difundió en Facebook sus intenciones de llevar a cabo un ataque similar a los que suceden en escuelas de Estados Unidos. Según sus publicaciones en la red social, su intención era matar a por lo menos seis personas, para posteriormente suicidarse.

Gracias al aviso de un individuo de las cerca de 50 que leyeron la publicación del joven identificado como Ángel “N”, las autoridades universitarias tuvieron conocimiento de los hechos y dieron cuenta a la Policía Cibernética y a Inteligencia de la Procuraduría General de Justicia de la CDMX. Estas consiguieron localizar al alumno del CCH Vallejo e intervenir.

Según señala el diario capitalino, las autoridades abrieron una carpeta de investigación y mantuvieron conversaciones con el joven de 18 años y sus papás. A raíz de esto, se sabe que, previamente, el alumno había sido atendido por la Secretaría de Asuntos Estudiantiles del CCH Vallejo, la cual determinó que éste presentaba cuadro depresivo, consumía drogas y había realizado “conductas de riesgo hacia su persona”. Por todo esto, se pidió la baja temporal del alumno.

Pese a lo anterior, Ángel “N” regresó al plantel de la UNAM a inicios de mes. Fue entonces que inició los “preparativos” de su ataque, el cual ya tenía el “respaldo” de algunas personas, quienes señalaron que lo ayudarían.

De acuerdo con medio, el ataque estaba planeado para el 20 de septiembre. Luego de la intervención de las autoridades universitarias y de la PGJ-CDMX, el joven es cuidado por especialistas y se indaga si algún otro alumno intenta seguir con el plan o replicarlo. Por su parte, las autoridades del CCH y de la máxima casa de estudios incrementaran la seguridad de los planteles, para eludir que alguien ingrese con armas a las instalaciones.