El Ayuntamiento de Puerto Morelos, en Quintana Roo, habilitó los primeros cuatro refugios temporales para resguardo de la población que podrán ser ocupados a partir de las 3 de la tarde, ante la inminente llegada del huracán “Zeta” esta noche.
En el marco de la segunda reunión de la Sesión del Comité Operativo Especializado en Fenómenos Hidrometeorológicos se dio a conocer que esta tormenta se convertirá en huracán categoría 1 poco antes de llegar a la isla Cozumel e ingresaría a la Península entre Puerto Morelos y Akumal. De igual manera se prevé que alrededor de la 1 de la madrugada, abandone el territorio quintanarroense.

"Se informa que se intensificó la tormenta tropical #Zeta a huracán categoría uno, ubicándose a 170 km de las costas de Quintana Roo, presenta vientos de 130 km/h. Se pide a la ciudadanía permanecer en sus hogares por su cercanía", escribió Protección Civil de Quintana Roo en Twitter

 

 

La alcaldesa Laura Fernández Piña pidió a la población mantener la calma, no realizar compras de pánico, solo tener lista una despensa básica y almacenar agua.

Exhortó a las familias con viviendas frágiles que acudan a alguno de los primeros 4 refugios habilitados: la primaria “Benjamín Sabido” y el Jardín de Niños “Tereza de Jesús Magaña”, en la cabecera municipal; así como las instalaciones del CECyTE y la Universidad Península Mision, en Leona Vicario, que podrán ser ocupados a partir de las 3 de la tarde.

De ser necesario, se abrirían otros dos en el Puerto: el Colegio de Bachilleres, y la Telesecundaria “Ramón Bravo Prieto”.

El secretario de Desarrollo Social, Ignacio Sánchez Cordero, dijo que se han detectado más de 400 viviendas que presentan condiciones vulnerables, ya sea en sus estructuras o techos, a cuyos propietarios se pidió acudan a los refugios, para lo cual hay una brigada de 30 personas para apoyar su traslado.

Laura Fernández informó que desde ayer están en marcha todos los protocolos establecidos por el Sistema de Protección Civil ante la presencia de un fenómeno hidrometeorológico “y ya estamos listos para auxiliar a la población”.

Se informó que el Ayuntamiento coordinó y brindó apoyo con maquinaria para el desalojo de embarcaciones del mar, procedimiento que concluye este mediodía, colocándolos en sitios seguros como el campo de béisbol de la localidad.

En estos momentos se encuentran 3,803 turistas en los diferentes hoteles del destino, con quienes ya se tiene comunicación puntual sobre las medidas preventivas que deben tomar, particularmente en los centros de hospedaje en línea de playa.

El secretario de Turismo, Héctor Tamayo, precisó que por las características de la tormenta no se contempla desalojo de huéspedes, se resguardarán en espacios de los mismos inmuebles.