Este cometa sorprendió a los astrónomos por su tamaño, de 129km de ancho, y prevén que se pueda ver desde la tierra en el 2031.

El cometa nombrado Bernardinelli-Bernstein ha sido clasificado como el más grande en la historia (que se haya descubierto), confirma la NASA.

Gracias al telescopio espacial Hubble, los científicos Pedro Bernardinelly y Gary Berstein pudieron descubrir al objeto, y señalan que no supone un riesgo para nuestro planeta, pues se encontrará a unos 1,600 millones de kilómetros del sol.

"Este cometa es literalmente la punta del iceberg de muchos miles de cometas que son demasiado débiles para detectarlos en las zonas más distantes del sistema solar", dijo David Jewitt, coautor del estudio que se publicó en The Astrophysical Journal Letters.

El cometa tiene una masa de 500 trillones de toneladas y entre 129-136 kilómetros de ancho, viaja a una velocidad de 35 mil kilómetros por hora, superando al récord anterior que tenía el cometa C/2002 VQ94.

La revelación del Bernardinelli-Bernstein es fundamental para el descubrimiento de los cometas de la Nube de Oort, pues arrojara información sobre estos, hasta ahora se cree que tiene un borde interior que abarca de 2,000 a 5,000 veces la distancia entre el Sol y la Tierra.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado