Emiliano Zapata, MORELOS.- La historia del arroz en Emiliano Zapata surgió en 1962 cuando un grupo de productores quisieron fundar una cooperativa, sin tener éxito. No obstante, dos años después y tras arduos procesos legales, 34 socios fundadores hicieron una aportación económica de $500.00 pesos cada uno y con recursos de terceros lograron comprar un pequeño molino; posteriormente, de las utilidades obtenidas adquirieron otro y a la par se obtuvieron las bodegas, oficinas y asoleadero del establecimiento arrocero, que está en Calle del Ferrocarril, entre las colonias Centro y Modesto Rangel.

Para los 70’s, el negocio del arroz tuvo gran auge, ya que en ese entonces, gracias al esfuerzo,  lograron tener un molino de segunda mano, pero con sistema moderno. En 1976 el cambio de gobierno dio origen al cambio de figura jurídica y el molino pasó a ser  una sociedad de producción rural de responsabilidad limitada. En Noviembre de 1997, el lugar se convirtió en lo que ahora es: “Arrocera Flor India, S.P.R. de R.L.”, dijo Gerardo Alonso, tesorero del consejo administrativo.

Desde hace más de 40 años, el abastecimiento del cereal se logra por el trabajo jornalero de cientos de productores morelenses, y que Zapata cuenta con alrededor de 150 hectáreas de cultivo de arroz; no obstante, la arrocera también procesa los cultivos de algunos municipios de la zona conurbada como Cuernavaca, Jiutepec, Temixco y Xochitepec, así como de la zona sur poniente como Mazatepec y Coatlán de Río.

El proceso del arroz continúa siendo arduo y laborioso, aspectos que han logrado mantener la calidad y el reconcomiendo en varios estados del país, principalmente en la zona del bajío, donde actualmente se comercializa más.

“En los últimos años tenemos una producción de arroz palay campo de aproximadamente cuatro mil toneladas; producimos cerca de  mil 400 toneladas de arroz súper extra, que es el más comercial. Nuestros principales nichos de venta son las centrales de abastos”, continuó el entrevistado.

Dijo que desde la llegada de palay campo (arroz recién llegado de la zona de cultivo) el cereal inicia un proceso de limpieza y secado puesto que su duración en el almacén es corto por la cantidad de pedidos que se realicen. “Desde siempre el arroz es y será un producto con nobleza para quienes lo trabajan”, dijo el entrevistado, señalando que son cuatro productos los que se derivan y comercializan del cereal.

“El producto por excelencia culinaria es el arroz súper extra, grano blanco extra largo  (7.4 a 8.3mm), grueso (2.4 a 2.8 mm) con panza blanca mayor al 20%, su tiempo de cocción es de 28 minutos. Nuestro grano se puede expandir hasta 4.2 veces a su tamaño, su cohesión es de granos bien separados, por lo que 1 Kg. rinde 40 raciones”, comentó, destacando la calidad y del arroz morelense, el cual pretenden exportar a España.

Asimismo productos como medio grano, granillo, harina de arroz para consumo de ganado y la cascarilla de arroz o pajilla que es usada para procesos de producción para materiales de construcción continúan siendo otras entradas económicas que el arroz tiene como sustento a las familias.