Con  su trabajo en la construcción molecular, Benjamin List y David MacMillan, fueron galardonados este año por la Academia Sueca de Ciencias.

 

El Nobel de Química 2021 fue para la  organocatálisis asimétrica, desarrollada por Benjamin List y David MacMillan, señalada como un  trabajo que repercute directamente en el área farmacéutica y crea una química más ecológica.

La organocatálisis asimétrica, llega a cambiar los procesos de las industrias que dependen de la capacidad de los químicos para construir moléculas, y así poder crear materiales elásticos y duraderos, almacenar energía en baterías o inhibir la progresión de enfermedades.

Pues el trabajo desarrollado por Benjamin List y David MacMillan funciona como un tercer tipo de catálisis, que deja a lado a los catalizadores de metales y enzimas, que controlan y aceleran las reacciones químicas.

Basándose en pequeñas moléculas orgánicas, este trabajo es considerado como ecológico, pues este catalizador tiene un marco estable de átomos de carbono, que se es muy amigable con los elementos comunes como oxígeno, nitrógeno, azufre o fósforo a los que se puede unir, aumentando así su capacidad de producción, haciéndolo económico.

El impacto de este catalizador llegará de la fabricación de nuestros productos farmacéuticos, hasta moléculas que puedan capturar la luz en células solares, aportando así un beneficio a la humanidad.

Desde el 2000 Benjamin List y David MacMillan se han posicionado como los lideres en el campo de la organocatásis, y han probado que estos catalizadores pueden ser los grandes factores de cambio.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado