CUERNAVACA, MORELOS.- En la capital del estado hay lugares representativos e icónicos, como la colonia Patios de la Estación, pues generaciones van y vienen, y siempre habrá algo que contar acerca de los lugares que guardan en esta colonia.
El Colectivo Estampa, enfocado en labor de gráfica comunitaria, impartió un taller de iconografía a niños del referido lugar para preservar su identidad; el resultado fue el libro “Una mirada a mi colonia. Patios de la Estación”.
Anallely Medina Rosas, integrante de dicho colectivo, comentó que, hace varios meses, iniciaron dicho proyecto con niñas y niños  de Patios de la Estación para que cada uno expresara algo acerca de lugares representativos e importantes para ellos.
Previamente, recorrieron calles de la colonia y observaron cada lugar en el cual los menores interactúan diariamente, tomaron fotografías y las transformaron en iconografía.
En el libro se habla acerca de las maquinitas de monedas que hay en la colonia, del comedor comunitario, los “pocitos”, del campo de futbol y centro médico, por mencionar algunos lugares.
Cada uno tiene historia acerca de lo que representa para cada uno de los menores.
“Para nosotros fue una aventura explorar y darnos cuenta qué función tienen los lugares en nuestro espacio; posteriormente, aplicamos la técnica del dibujo”, explicó Anallely Medina.
Por su parte, Yobana Carrera, una menor de 10 años que participó en el proyecto comentó que fue una experiencia agradable, pues conoció varios lugares de su colonia y trabajó en equipo con otros niños y niñas de su edad.
El trabajo también corrió a cargo de Abraham Milian, quien desarrolló las ilustraciones.
El libro fue impreso en el taller de serigrafía del colectivo con recurso del programa Pacmyc, con tiraje de 100 ejemplares.

Presentación. Vecinos de Patios de la Estación acudieron a la explanada de la antigua estación del ferrocarril para ver el resultado del taller impartido a menores.

Da buen resultado
El libro “Una mirada a mi colonia. Patios de la Estación” es resultado de un proyecto financiado por el Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (Pacmyc).

Por: José Azcárate / jose.azcarate@diariodemorelos.com