CUERNAVACA, MORELOS.- El secretario de Asuntos Jurídicos del Ayuntamiento de Cuernavaca, José de Jesús Guízar Nájera, confirmó la publicación en el Periódico Oficial “Tierra y Libertad” la revocación de contrato con la empresa Promotora Ambiental (PASA).
“Con ello sale beneficiado el municipio”, aseguró el funcionario municipal, acerca de la problemática que ha sobrepasado varias administraciones.
Guízar Nájera recordó que, hace un par de semanas, integrantes del Cabildo autorizaron iniciar el procedimiento de revocación de contrato con la empresa PASA ante el título de concesión.
Lo anterior, explicó, fue publicado, por lo cual lo que corresponde es iniciar otro procedimiento respecto de la notificación.
“Debemos analizar, después de lo publicado, cuáles son las causales para revocar el contrato y los representantes de la empresa tendrán que contestar lo que se les está emplazando”, expresó Guízar Nájera.
Respecto del procedimiento que seguirá, tras lo publicado en el Periódico Oficial “Tierra y Libertad”, el secretario de Asuntos Jurídicos del municipio informó que darán continuidad a la documentación que se dejó.
De igual forma harán con los pendientes que fueron heredados de la pasada administración.
“Tenemos sustento jurídico para la revocación”, dijo el funcionario, el cual señaló que esperarán la contestación de los representantes de la empresa.
Sin embargo, Guízar Nájera aseguró que con dicha determinación publicada los beneficiados con ello son la sociedad cuernavaquense y el municipio cuernavaquense.
Agregó que la deuda que fue heredada y la empresa PASA exige que sale la actual administración continúa.
“Existe una cantidad millonaria que solicitan sus representantes legales, sin embargo, hay que esperar a que se dé una resolución”, finalizó el funcionario municipal.

"Debemos analizar, después de lo publicado, cuáles son las causales para revocar el contrato y los representantes de la empresa tendrán que contestar lo que se les está emplazando”. José de Jesús Guízar, Srio. jurídico del Ayuntamiento de Cuernavaca.

 

Por: Carlos Soberanes / [email protected]