Cuernavaca, Morelos.- Con 131 siniestros terminó la temporada de incendios forestales, la agricultura de conservación y las lluvias ayudaron a que este año se ubique por debajo de la mitad de casos de este tipo respecto al año pasado.
Según el recuento del Centro Estatal de Control de Incendios Forestales, derivado de estos incendios se afectaron mil 442 hectáreas de material herbáceo y arbustivo, principalmente, como resultado de 93 incendios por actividades agropecuarias, 18 intencionales, 7 por fumadores, 4 por cazadores y 3 por fogatas.
Al respecto el secretario de Desarrollo Sustentable, Topiltzin Contreras McBeath, precisó que la estrategia emprendida por diferentes autoridades estatales ha logrado la baja de incendios en este 2018, en comparación con años anteriores.
“El año pasado teníamos más del doble de incendios y más de 3 mil 400 hectáreas. Tuvimos una temporada muy benévola, debido a ondas polares que llegaron y nos trajeron lluvias”, explicó.
Puntualizó que la labor ha funcionado bástate con la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedagro), porque ellos han estado trabajando en la técnica de “agricultura de conservación”, y a través de sus promotores hablando con los productores para no realizar quemas descontroladas.
Agregó que la Comisión Estatal del Agua (Ceagua) les informó que ya empiezan las lluvias por lo que será difícil que se presenten incendios.

Informan. Los incendios forestales disminuyeron este año, debido a las estrategias que implementaron las autoridades.

"El año pasado teníamos más del doble de incendios y más de 3 mil 400 hectáreas. Tuvimos una temporada muy benévola, debido a ondas polares que llegaron y nos trajeron lluvias.” Topiltzin Contreras, titular de la SDS.

Por: Guillermo Tapia
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...