Cuernavaca.- De octubre de 2020 a julio de 2021, en el país más de un millón de micro, pequeñas y medianas empresas cerraron definitivamente, al no poder enfrentar la crisis económica que desató la pandemia. 

Sin embargo, en el balance entre las empresas que murieron y las que nacieron en el mismo periodo, el INEGI consideró que fue positivo, porque se redujo la proporción entre unas y otras, aunque el número de las que nacieron no rebasó a las que murieron. 

La institución dio a conocer los resultados del Estudio sobre la Demografía de los Negocios (EDN) 2021, de los cuales, el INEGI interpreta que, entre octubre de 2020 y julio de 2021 se incrementó la proporción de nacimientos y disminuyó la proporción de muertes de micro, pequeños y medianos negocios, en comparación con lo que se observó de mayo de 2019 a septiembre de 2020, cuando la crisis que ya se arrastraba desde finales de 2019, se acentuó por el arribo de la pandemia sanitaria. 

Este análisis se basa en los siguientes resultados del EDN. En 2020 nacieron 619,443 establecimientos, y  1,010,857, cerraron sus puertas definitivamente. 

En 2021, el estudio estimó que nacieron 1.2 millones y cerraron 1.6; la diferencia entre una cantidad y otra, es menor en el último año, de ahí que el resultado se considere positivo. 

Otro resultado que no fue lo positivo que se hubiera querido, fue el relacionado con los empleos que se perdieron y los que se ofrecieron.

Por: Antonieta Sánchez

antonieta.sanchez@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado