La emergencia sanitaria decretada por el avance de la pandemia de coronavirus COVID-19 propició el cierre de las compañías de British American Tobacco en México, quienes fabrican y comercializan algunas de las marcas de cigarros más populares en nuestro país.

“A partir de hoy hemos tomado la decisión de suspender la operación en la fábrica y actividades de nuestra fuerza de ventas. Por lo tanto, nuestra fábrica, oficinas y diferentes distribuidoras en todo el país permanecerán cerradas hasta nuevo aviso”, señala un documento al que tuvo acceso El Financiero.

De acuerdo con la empresa productora de cigarros, el paro en sus actividades obedece a las medidas preventivas de distanciamiento físico y social que deben tomarse para evitar más contagios del nuevo virus surgido en la ciudad china de Wuhan.

“En función de la evolución de la crisis en México y siempre preocupados por el bienestar de nuestra familia BAT hemos determinado que debemos incrementar las medidas preventivas”, se refirió en el texto.

Cabe recordar que el lunes pasado, cuando el Gobierno de México estableció formalmente la emergencia sanitaria, se especificó que debían suspenderse las actividades consideradas no esenciales.

Entre las actividades esenciales se encuentran aquellas relacionadas con el sector salud, la seguridad pública, la impartición de justicia, la protección civil, el suministro de energía, la agroindustria y la provisión de alimentos.