compartir en:

El verano es la época del año en la que más actividad física puedes practicar, para llevar un ritmo de vida sano, disfrutar  de más tiempo libre para practicar actividades de ocio o mantener la línea.
Ahora está en apogeo el fitness, actividad física que básicamente está orientada a mejorar la salud y aliviar el estrés, que incluye estos aspectos: ejercicios orientados a la flexibilidad, fuerza y resistencia muscular, agilidad, velocidad, equilibrio, constitución física y resistencia cardiovascular.
Como esta actividad se enfoca a mejorar tu salud, incluye una correcta nutrición, con dietas adecuadas, y periodos de descanso adecuados para cada persona y actividad.
El entrenador Juanjo Rodríguez afirma que el gran problema de las sociedades actuales es la mente: “Los problemas por el trabajo, por nuestros hijos, nuestras parejas… Todo ello va generando un estrés que hace que estemos en una fase de depresión y tensión. Por este motivo se debe fomentar la actividad física para soltar adrenalina y relajar la mente. Debemos tener en cuenta que el deporte es igual de importante para el cuerpo que para la mente y de aquí deriva
descansar mejor”.
Conviene porque de acuerdo con la psicóloga Patricia Ramírez, practicar ejercicio: “Pone en marcha nuestro sistema de recompensa, a través de la dopamina, un neurotransmisor encargado de la sensación de bienestar; practicar ejercicio es una liberación de neurotransmisores, dopamina, serotonina y un opiáceo, la endorfina, que se libera como hormona, y que ‘drogan’ tu cerebro de forma natural. Esta droga natural permite experimentar nuevas sensaciones, tan placenteras, que enganchan”.
Además, el cambio de valores y la filosofía relacionada con tener tiempo para uno mismo y cuidarse está en auge. Practicar deporte permite controlar tu peso, tener una piel más elástica y con ello verte mejor físicamente. La imagen que tenemos nos condiciona a la hora de relacionarnos, con lo que sentirnos bien físicamente permitirá sentirnos más seguros y confiados. Y esto alimenta la autoestima.
Si practicas fitness de manera continua, los resultados se verán rápidamente, el cuerpo tendrá mayor resistencia y flexibilidad, acentuando la sincronización de los movimientos. De igual manera se podrá bajar de peso y finalmente la persona notará un mejoramiento en su calidad de vida, la cual se verá beneficiada física y
psicológicamente.

Ejercicio baja riesgo enfermedades
Aún más, especialistas señalan que la actividad física moderada realizada con regularidad mejora la salud aumentando la expectativa de vida y disminuyendo la frecuencia de enfermedades cardiovasculares (problemas del corazón y de circulación), así como diabetes y síndrome
metabólico
La Organización Mundial de Salud (OMS) lo tiene claro y lo dice más claro aún: el sedentarismo es una de las causas de riesgo de muerte prematura a nivel mundial. Mover el cuerpo, y también la mente, es la forma de
combatirlo.
Agencias

Para principiantes
Si quieres comenzar un estilo fitness (bienestar), dicen los expertos que hay que practicar:

Flexiones: Puedes poner en práctica varios niveles si lo haces en casa: comienza realizando flexiones contra la pared, guardando una ligera inclinación del cuerpo respecto al suelo, sobre la cama, el suelo, y, finalmente, en el suelo con los pies en alto.

Sentadillas: Para reforzar piernas y glúteos, las sentadillas se pueden realizar con la espalda pegada a la pared o simplemente de pie, en mitad de la habitación. Añade un plus de dificultad colocando un balón entre las rodillas, o levantando los brazos en paralelo hasta la altura de los hombros, con pesas ligeras.

"Debemos tener en cuenta que el deporte es igual de importante para el cuerpo que para la mente y de aquí deriva descansar mejor.”

Juanjo Rodríguez, entrenador