compartir en:

El nivel de agua va en descenso en los apantles de los Ejidos de Acapantzingo. Los ejidatarios se quejan ya que las edificaciones y la basura que tiran los vecinos en ellos, se une a la sequía para hacer que la corriente sea insuficiente para llegar a los plantíos y viveros de la zona.
Fotos: Luis Flores / DDM