El director del Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Héctor Armando Castañeda Molina aseguró que no existe ningún riesgo para los automovilistas que transitan por el Paso Express, luego de la inclinación de un muro de contención en la colonia Antonio Barona.
En entrevista, el funcionario aseguró que en cuanto se conoció del desprendimiento del muro de los carriles de norte a sur, se actuó conforme a los protocolos de actuación de la SCT y de Caminos y Puentes Federales (Capufe)

“En cuanto conocimos de lo que ocurrió con el muro, se realizó la inspección y se revisó para después emitir un dictamen técnico para conocer la magnitud y de ahí se inició con el procedimiento de emergencia técnica”, expresó Castañeda Molina.
La grieta que se registró en el kilometro 84.5 kilómetro en la salida a la colonia Antonio Barona con dirección al puerto de Acapulco se provocó por la filtración de agua, y eso sucede con por el desgaste y tránsito vehicular, sin que ello, ponga en riesgo a los usuarios de esta vía de comunicación.
Señaló que este que sucedió en el muro de contención del Paso Exprés es un tema de mantenimiento y de seguimiento que se tiene que realizar en toda obra carretera, “es una obra de 14.5 kilómetros de longitud a 10 carriles y tenemos muros en ambos lados, 29 mil metros lineales en las cuales sucede alguna falla”, agregó el director de Centro SCT Morelos.

Recordó que el tramo carretero fue entregado a Capufe quien es el encargado de darle mantenimiento y vigilar la operatividad del Paso Exprés, sin embargo, se mantiene coordinación entre la SCT y está dependencia federal para atender cualquier contingencia que se registre en esta vía de comunicación.