Cuernavaca, Morelos.- Las direcciones estatales del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) desaparecerán a partir del próximo 15 de febrero, durante los siguientes días irán prescindiendo contratos de diferentes áreas operativas del organismo en todo el país.
Derivado del recorte presupuestal de 300 millones de pesos, la junta de gobierno del INEE debió emprender un plan de suspensión de programas y servicios de distintos trabajadores en los 32 estados de la República Mexicana.
En las oficinas centrales no se renovarán contratos a 218 trabajadores, y buscan mantener los programas con los que operaron el 2018, con una reducción para ajustarse al presupuesto asignado.
A partir del 31 de enero se prescindirá de los servicios de los subdirectores de área y el personal operativo, son un total de 96 empleados los que trabajan en las 32 direcciones del INEE, en todas las entidades federativas.
El 1 de febrero desaparecerá la coordinación de direcciones del INEE en todo el país, y se conformará la Dirección General de Operación Regional con una estructura básica de personal.
Para el 15 de febrero los directores y jefes de departamento administrativo en cada estado del país dejarán de prestar sus servicios, por lo que se deberán cerrar cada una de las sedes; asimismo, dejará de existir la dirección general de Investigación e Innovación.
El INEE es un organismo público autónomo creado en el 2002, con la finalidad de la calidad y desempeño de los sistemas de educación obligatoria en el país, es decir, preescolar, primaria, secundaria y preparatoria.

Instituto
Tiene la finalidad de checar calidad y desempeño de los sistemas de educación obligatoria en el país, preescolar, primaria, secundaria y preparatoria.

218 empleados se quedarán sin renovar contrato en el INEE.

300 millones de pesos es el recorte presupuestal para el INEE.

Informan. El recorte presupuestal de 300 millones de pesos, obliga a que las direcciones estatales del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) desaparezcan.

Por: José Azcárate
jose.azcarate@diariodemorelos.com