Sólo 56.6 millones de pesos de los 167 millones esperados, fueron los que el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) obtuvo por la segunda subasta de bienes enajenados realizada ayer en Los Pinos.
Al final del evento, el director del SAE Ricardo Rodríguez Vargas, informó que de estos recursos, 51.3 millones de pesos se destinarán a comunidades pobres de Guerrero y el resto será dirigido al fondo para el resarcimiento del daño de las víctimas.
Nadie le entró o no pudo comprar una propiedad vinculada al narcotraficante Arturo Beltrán Leyva, apodado “El Barbas”, ni la de Carlos Montemayor, suegro de Edgar Valdez Villarreal alias “La Barbie”, puestas en venta este domingo como parte de la subasta presencial a martillo de 27 bienes inmuebles, en el Complejo Cultural Los Pinos.
En este evento comercial realizada por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) tuvo mejor suerte una casa habitación cuya propiedad se atribuye a Francisco Javier Arellano Félix, ubicada la calle Peñas 274, en Jardines del Pedregal, en la Ciudad de México, mansión que se colocó en su precio de salida de 14 millones 313 mil pesos.
El departamento donde hace casi 10 años abatieron al narcotraficante Arturo Beltrán Leyva, apodado  “El Barbas”, con un precio de salida de tres millones 580 mil pesos, era uno de los “atractivos” de este evento comercial.
Es un departamento habitacional sujeto al régimen de propiedad en condominio ubicado en Avenida Poder Legislativo número 215, departamento 202, edificio Elbruz, Fraccionamiento Altitude Punta Vista Hermosa, colonia Vicente Guerrero o Lomas de la Selva en Cuernavaca, Morelos.
Sin embargo, fue declarado desierto en las dos ocasiones puesto a remate en esta primera subasta presencial a martillo de bienes inmuebles que realiza el SAE, organismo que en unas semanas se transformará en el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado.

Tampoco quieren la de Jiutepec

Igualmente, la casa ubicada en calle Llamarada, número 193 fraccionamiento residencial Sumiya, de Jiutepec, quedó sin comprador. La propiedad tenía un precio base de 6.4 millones de pesos.
Igual suerte tuvo en una finca de Carlos Montemayor, apodado “El Charro”, suegro del narco mexico-estadounidense Édgar Valdez Villarreal conocido como  “La Barbie”, arrestado en agosto de 2010 y quien cubre una condena por delitos como narcotráfico y lavado de dinero.
Sin embargo, esta propiedad del suegro de “La Barbie”, identificada como Rancho Los Tres García, ubicada en la parcela número 36, Z3, P1/2, Ejido de los Remedios, en Naucalpan, estado de México, con el mayor precio de salida de la subasta de 32 millones 91 mil 533 pesos, fue declarado desierto las dos veces que se puso en venta en esta jornada.
Al término del evento, el director general del SAE, Ricardo Rodríguez Vargas, informó que de los 27 bienes inmuebles subastados, sólo se vendieron nueve y los 18 restantes se declararon desiertos.