El Hotel Chula Vista estuvo abandonado por varios años, fue desvalijado por saqueadores sin escrúpulos que lo dejaron en un lamentable estado.

La semana pasada dijimos que en 1963,  el Chula Vista fue adquirido por un ministerio cristiano evangélico llamado Cruzada Estudiantil y Profesional para Cristo, A.C., y que en 1978 se construyó un oratorio que se dice fue la antesala del avivamiento de los grupos protestantes en México.

El oratorio estaba compuesto por 5 elementos: Primero, la entrada, que es un pasillo con 12 columnas en el que aparecen labradas las 12 tribus de Israel y los nombres de los 12 apóstoles que ayudaron a Jesús a evangelizar. En el techo estaban los nombres de todos los descendientes de Adán, hasta llegar a Jesús. El segundo elemento es una antesala en el que se encontraba un mural denominado “Apocalipsis”, el cual representaba mediante una narración pictórica varios episodios históricos, como el movimiento de cruzadas cristianas, el nacimiento de Jesús y algunos otros que menciona la Biblia. El tercer elemento es el Oratorio de México, que mide aproximadamente 12 m², en donde había murales en relieve con temas relacionados a nuestro país, como un mapa de México, la biblioteca de la UNAM, el Popocatépetl y otros elementos nacionales. En ese lugar se oraba por la evangelización del país, por su economía, por las familias, por la educación, etc. El cuarto era El Oratorio de las Naciones, también de unos 12 m², en donde se oraba por la paz mundial, por la evangelización, etc. Y por último el quinto, el más importante, que era el Oratorio Principal Santísimo de 9.30 x 9.30 mts., y varios metros de altura, más o menos, igual al tamaño que tenía el templo de Salomón, en donde se daba agradecimiento, alabanza y oración por las peticiones de los fieles. El púlpito era de cristal y sostenía un arcón que representaba el pacto realizado por Jesucristo. Dicho arcón estaba labrado en caoba y recubiertas sus paredes interiores con papel de oro, encima un atril de plata con la figura del Alfa y Omega (Principio y fin) que sostenía un ejemplar de las Sagradas Escrituras. Ahí se oraba por la evangelización de México y del mundo, por la paz mundial, por los ministerios y los misioneros, etc. y se recibían peticiones de oración de las personas que visitaban el oratorio o se recibían peticiones de manera telefónica de cualquier parte del mundo. Oraban, alababan y agradecían al señor. Asimismo,  había un roll con el que los equipos o parejas de oración se relevaban cada cierto tiempo.

Durante los 10 primeros años de existencia del oratorio los grupos de creyentes permanecían orando las 24 horas del día. Esta tradición se vio interrumpida a finales de los años 80 por la falta de recursos, ya que el Centro de Oración Chula Vista enfrentaba serios problemas económicos para su manutención, pues su finalidad no era lucrativa y se sostenía con las contribuciones que dejaban los fieles que allí acudían. Aunque en ocasiones el inmueble era solicitado para realizar filmaciones de películas, o celebraciones litúrgicas de diferentes tipos de iglesias en el país.

En 1994 se intentó avivar nuevamente el espíritu de oración, pero sin buenos resultados.

Jardineros, veladores, personal de vigilancia y administrativo tuvo que ser recortado, el inmueble se subutilizó y poco a poco se fue deteriorando por la falta de mantenimiento, hasta dejar de operar en 2013. El inmueble al encontrarse abandonado fue desvalijado por saqueadores sin escrúpulos que lo dejaron en un lamentable estado.

Desgraciadamente el final del Chula Vista estuvo rodeado de diferentes conflictos de interés entre grupos que derivaron en problemas legales. 

Chulavista - problemas legales

El 18 de junio de 2014 el Consejo Universitario aprobó la compra del ex Hotel Chulavista, mediante el Patronato de la UAEM que encabezaba Mario Caballero Luna, durante la administración del rector  Alejandro Vera Jiménez. Dicha compra se realizó, mediante el Programa de Apoyo a la Infraestructura de los Estados que aportó 7 millones de pesos, más otros 7 millones que aportó la universidad, para dar un total de 14 millones. 

El  16 de junio de 2017 (a 82 años de su inauguración), iniciaron labores de restauración para convertirlo en el Centro Cultural Cuexcomate. Se realizaron trabajos de limpieza y se comenzó el proceso de apuntalamiento,  restauración y adaptación de varias áreas en donde se demolieron algunas paredes y se cambiaron los pisos, entre otras renovaciones. La universidad invirtió varios millones de pesos más, sin embargo debido a los problemas financieros por los que atravesaba la UAEM, el Chula Vista nuevamente fue abandonado. 

Sorprendentemente, el pasado 14 de julio del presente, José Manuel Pérez Durán en su columna “Atril” de este periódico, comentó que El Chula Vista sería “catafixiado” por la UAEM al Instituto Mexicano del Seguro Social, debido al adeudo por 320 millones de pesos que tiene la universidad  con ese instituto. Y que el rector Gustavo Urquiza Beltrán reveló que en ese lugar se construiría un hospital, con lo que la facultad de Medicina podría aceptar a más alumnos.

El patrimonio cultural de nuestra ciudad sufrirá una gran pérdida con la entrega de las llaves de este icónico inmueble al IMSS, ya que podría ser demolido, además, la política cultural de nuestro estado seguirá demostrando grandes deficiencias. 

Por: Valentín López G. Aranda / valentinlopezga@gmail.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado