compartir en:

Miles de litros se desperdiciaron por más de 45 minutos en una fuga de agua potable registrada esta mañana en la calle Matamoros esquina con Gómez Farías, luego de que la tubería, que tiene una antigüedad de 30 años, colapsara por completo.

Debido a lo anterior, el asfalto de esa calle se levantó, ante la salida de gran cantidad de líquido.

Fue personal del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) el que llegó al lugar para contener el desperdicio.

Algunas personas salieron con sus cubetas para intentar llenarlas, pues el chorro que emanaba era de gran magnitud.

De acuerdo con los vecinos, aseguran que se escuchó un estruendo en la calle y luego provino la fuga.

La calle Matamoros permaneció cerrada, desde el chapitel de El Calvario hasta Victoria, mientras los trabajadores controlaban y reparaban el siniestro.

Habitantes del Centro se quedaron sin el líquido, mientras continuaban las reparaciones. Se espera reestablecer el servicio alrededor de las cuatro de la tarde.

Otras dos fugas se reportaron en la capital, una en avenida Ahuatepec esquina Aquiles Serdán, y otra más en la calle Jaime Nunó, en la colonia Miguel Hidalgo.