La Organización Mundial de la Salud (OMS) urgió a Gobiernos prepararse para un distanciamiento agresivo, ya que la cantidad de pacientes infectados por coronavirus rebasaría los sistemas de salud.

De acuerdo con Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, el coronavirus es una amenaza global, por lo que plantea priorizar la preservación de la vida independientemente de la Región.

Po su parte, Carissa Etienne, directora de OMS Américas, dijo que la pandemia de coronavirus puede empeorar por lo que hizo un llamado para que los países tomen medidas más urgentes, como el distanciamiento social.

Etienne dijo que estas medidas pueden parecer drásticas, pero es la única manera de poder impedir que hospitales se sobrecarguen con personas enfermas en un corto periodo.

La OMS aclaró que aunque los científicos se encuentran realizando la vacuna contra el coronavirus, es muy poco probable que salga en este año, además no podrían distribuirse para todo el público.

Entre las recomendaciones del organismo mundial para prevenir el contagio por coronavirus, están evitar salir de casa a menos que sea necesario y lavar las manos frecuentemente, usar gel antibacterial, entre otras.

Llaman a países de Americas a prepararse

Carissa Etienne hizo un llamado urgente a los países del continente americano a preparar hospitales y centros de salud para enfrentar la emergencia por COVID-19.

“Los gobiernos a nivel nacional y local deben organizar los sistemas de salud basándose en el supuesto de que sus áreas se verán infectadas. Nuestra región este momento exige liderazgo con compasión y osadía. No será fácil, y sabemos que estaremos pidiéndole a la gente que se adapte a una situación extraordinaria que está impactando todo en nuestras vidas, pero quiero recalcarles esto una vez más: esta pandemia es seria y necesitamos hacer todo en nuestro poder para poder mitigar el impacto del COVID-19 en nuestras poblaciones, y el mejor momento para hacer esto es ahora, antes de que los hospitales y los trabajadores sanitarios se sientan abrumados”, señaló.

Advirtió que este nuevo coronavirus no ha sido, ni será detenido por fronteras que se dibujan en mapas, y que los países tienen que proteger a su personal de salud como nunca antes.

“La pandemia en las Américas habrá de escalar y habrá de empeorar antes de que pueda mejorar, pero a pesar de los desafíos que tenemos ante nosotros, existen razones que dan cabida a la esperanza y esa, la esperanza, la que debe alentarnos a actuar ahora. Lo que hagamos el día de hoy habrá de determinar la capacidad de nuestros sistemas de salud para salvar vidas el día de mañana”, señaló Etienne.

Carissa Ethienne, también afirmó que es la ciencia y la solidaridad lo que habrá de empoderar a todos, en el continente americano, para controlar la propagación del COVID-19.

“Con base en la experiencia de los países en la región fuera de las Américas, parece prudente planificar para la implementación de medidas para por lo menos 2 a 3 meses. Sin evidencia robusta sobre tratamientos eficaces y sin una vacuna accesible, el aislamiento social y otras medidas preventivas agresivas siguen siendo nuestra mejor opción para evitar las consecuencias más serias. Estas medidas pueden parecer drásticas, pero son la única manera de poder impedir que los hospitales estés sobrecargados con demasiadas personas en un periodo de tiempo muy corto”, subrayó.

Habló durante una sesión informativa sobre la evolución de la situación del COVID-19 en la Región de las Américas, y la respuesta de la OPS a esta pandemia.