¿Cómo perder 32 kilos en tres meses y volverte el príncipe -de carne y hueso- que todos esperamos? Nosotros no lo sabemos, pero Jeffrey Kendall sí lo sabe, ya que es el ejemplo perfecto de que con fuerza de voluntad y disciplina todo es posible.  

El joven estadunidense, de 26 años, narró que en 2015 su madre sufrió un aneurisma cerebral, razón por la que se tuvo que mudar con ella y cuidarla por más de siete meses.  

“Estuvo en coma y en hospitales de rehabilitación durante 7 meses, hasta que decidieron que se había estabilizado, y tras eso el seguro ya no cubría nada más. Me sumergí en un mundo de dolor y autocompasión”. 

Sin embargo, Kendall explicó que sus problemas emocionales no empezaron con esa tragedia, ya que desde antes era un muchacho con sobrepeso.  

“Era un joven con sobrepeso, se metían conmigo cuando crecía. He vivido toda mi vida con problemas de confianza y avergonzado de mi cuerpo”.  

Por suerte, una amiga que pasaba por un rompimiento amoroso y quería ponerse en forma, pensó en Kendall para acompañarla y a su vez mejorará su salud. Al joven le pareció una gran idea y empezó su gran cambio. 

"Empezamos a levantar pesas pequeñas y flexiones todos los días. Con el tiempo, me despertaba y me iba a dar paseos mientras escuchaba música para levantar el ánimo”. 

Tres meses después Jeffrey Kendall se convirtió en el príncipe de carne y hueso de Disney, dándole un cambio completo a su vida y convirtiéndose en una celebridad en Instagram.