compartir en:

Trata de evitar hábitos que se adquieren en la infancia, que influyen en dientes chuecos

La importancia de tener una sonrisa perfecta va más allá de temas estéticos, sobre todo a una edad adulta, puesto que una mala posición de los dientes o maloclusión dental, como se conoce médicamente, puede provocar caries e incluso dolores de cabeza.
Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 75 por ciento de los mexicanos padece de maloclusión dental, que influye de manera importante en las vidas de quienes la padecen, pues incluso tener “dientes chuecos” puede causar traumas o baja autoestima, sobre todo en los niños.
La maloclusión se refiere a una mala posición o alineación de los dientes misma que deriva en una mala dentadura y con ello problemas posteriores que pueden ser prevenidos desde una edad menor. Por ello es muy importante poner atención en la formación dental de los niños, menciona el doctor Joseph Naffah, de la plataforma Doctoralia. i

Conoce cuáles son los principales factores que influyen en la posición de los dientes cuando se están desarrollando en una edad infantil:

La respiración. Existen niños que terminan por respirar vía bucal, lo que influye en posición final que tomará el diente.
Utilización del chupón. Después de los 3 años deja de ser normal, de manera que empieza el proceso de desarrollo de la dentadura hasta que terminan de caerse los dientes de leche y salen los permanentes.
Chuparse el dedo. Igual que el chupón, puede perjudicar la posición de los dientes.
Jugar con meterse objetos a la boca
Meter la lengua cada que se traga saliva, este hábito suele ser común en los bebés, pero necesita de una corrección posterior para eliminar el hábito.

Recomendaciones
Para evitar una mala posición dental en los niños:

Realizar una primera visita al dentista entre los tres y los cuatro años para descartar problemas dentales y en el caso de que se detecten, sean atendidos.
Es importante que los padres sepan qué factores pueden causarles problemas dentales en sus hijos para que puedan ser evitados desde casa como retirarles objetos de la boca.
A la edad de los 7 años se recomienda la toma de una de una radiografía de las mandíbulas para que un especialista observe si los dientes permanentes saldrán con una mala posición y de esta manera aplicar ortodoncia preventiva.
En caso de que se detecten malos hábitos bucales, se pueden utilizar aparatos o trampas linguales que corrigen estos hábitos, siempre bajo la aprobación de un especialista.
Fomentar el cuidado de los dientes desde infantes, esto incluye la correcta limpieza de los dientes y el uso del hilo dental, que evitará la formación de placa bacteriana
Mantener una alimentación equilibrada ayudará a un buen funcionamiento del sistema, sobre todo frutas como la manzana que ayudan a limpiar los dientes; también tratando de evitar abusar de azúcares que pican los dientes.
La lengua también requiere de un cepillado; existen cepillos especiales para lengua que retiran de manera adecuada las bacterias.

Otro dato
Un seguimiento de la salud dental de los niños, no sólo representará una mejor salud en sus dientes y autoestima cuando crezcan, sino que también te ayudará a ahorrar en posibles tratamientos para corrección a edad adulta.