La Diabetes Mellitus se ha convertido en la principal causa de muerte entre la población de 45 a 64 años de edad, y la tercera, de los 65 años en adelante, según datos del INEGI. Además, se encuentra entre las principales causas de discapacidad visual por las complicaciones que genera.
Si no se controla la diabetes, uno de sus posibles efectos se llama retinopatía diabética, una enfermedad que afecta a la retina, cuyas consecuencias para la vista pueden ser graves, desde una pérdida gradual de la visión hasta una ceguera total. Por ello, es importante vigilar la glucosa para preservar la salud de nuestros ojos.
Tal y como los explican los doctores Sergio Rojas Juárez, oftalmólogo y retinólogo, y Martín Jiménez Rodríguez, oftalmólogo, becario de Retina y Vítreo.
 la retinopatía diabética es la principal causa de ceguera en las personas con diabetes, lo cual significa un potencial riesgo para los 11.5 millones de mexicanos adultos que hoy viven con diabetes.
Agregan que si a esto le sumamos que en términos generales en nuestro país la detección es tardía y el control de la diabetes no es la óptima, estamos ante un grave problema de salud pública con serias consecuencias para los pacientes.
 
Importancia de la prevención
Controlar la diabetes con medicamentos, dieta y ejercicio puede prevenir o retrasar la pérdida de visión. Las personas con diabetes deben ser revisadas por lo menos una vez
al año a partir del quinto año de diagnóstico por un médico oftalmólogo, ya que la mayoría no tiene síntomas hasta etapas muy avanzadas.
Si no se trata, la retinopatía diabética puede dar lugar a una ceguera irreversible. Para la prevención de esta enfermedad es determinante llevar un buen control de la glucosa y un estilo de vida saludable, cuidando la dieta y el peso.
Las revisiones cada seis meses con el oftalmólogo evitan que avance y se presenten complicaciones como la formación del edema macular, que causa ceguera irreversible.
El edema es causado por coágulos en el interior del ojo que hacen que el paciente perciba los objetos distorsionados, “como si estuviera  viendo a través de agua”.
También es común que la persona vea las líneas rectas con “ondulaciones o colores menos nítidos”, y en los casos con daño más avanzado “es posible que perciba manchas negras en su campo de visión”.

Importante
Una detección temprana, tratamiento oportuno y seguimiento puede proteger la visión del paciente diabético.
El retinologo es el especialista en oftalmologia que trata las complicaciones de la retinopatia diabética

¿Qué es?
La dabetes mellitus se ha convertido en la principal causa de muerte entre la población de 45 a 64 años de edad, y la tercera, de los 65 años en adelante, según datos del INEGI. Además, se encuentra entre las principales causas de discapacidad visual por las complicaciones que genera. La retinopatía diabética es la principal causa de ceguera en las personas con diabetes, lo cual significa un potencial riesgo para los 11.5 millones de mexicanos adultos que hoy viven con diabetes. Si a esto se suma que en general la detección es tardía y el control de la diabetes no es la óptima, estamos ante un grave problema.

La retinopatía sucede cuando muchos vasos sanguíneos se tapan, impidiendo un buen flujo de sangre; en un intento de suministrar nutrientes a las zonas sin sangre, la retina responde creando nuevos vasos sanguíneos y este proceso se llama neovascularización y es carácterístico de la retinopatía diabética proliferativa.

Visión borrosa o pérdida gradual.
Manchas o ”moscas volantes”.
Dificultad de la visión nocturna.

Cristalino
Los pacientes con diabetes tienen cinco veces más riesgo de desarrollar opacidad de cristalino, también llamado catarata.

Retina
Es una capa fina sensible a la luz para crear imágenes. Es la más afectada por la diabetes.

Vítreo
Es un gel transparente que llena el interior del ojo. Su opacidad en diabéticos se debe al sangrado de los vasos sanguíneos.

Se forman pequeñas protuberancias que fugan líquido llamados microaneurismas.
Se cierran arterias y disminuye el aporte sanguíneo a la retina.

Hay manchas de sangre dentro de la retina llamadas microhemorragias.

Retinopatía diabetíca:
Los cambios metabólicos de la diabetes provocan un debilitamiento de los vasos sanguíneos,  los vuelve frágiles, se rompen.

Esos nuevos vasos son anormales, no proporcionan nutrientes y van acompañados de tejidos cicatrizados que provocan arrugas en la retina o que se desprenda. Es una etapamuy avanzada y se empieza a perder la visión.

Factor de riesgo
Mal control metabólico aumenta la posibilidad de desarrollarla y:

Obesidad
Sedentarismo
Embarazo  de mujeres con diabetes
Tabaquismo
Tratamiento
Fotocoagulación:
Se realizan quemaduras con láser alejadas del centro de la retina para reducir los vasos.

Inyecciones intravítreas:
Se inyectan en el humor vítreo medicamentos de manera local para reducir el edema macular o detener el sangrado.

Vitrectomía:
Cuando la hemorragia es grave y hay mucha sangre en el espacio vítreo, se extrae el gel vítreo empañado de sangre y se sustitutye por solución salina, aire o algún otro material como silicón.