La Comunidad del Caribe, (CARICOM), anunció hoy que el Equipo de Alto Nivel que se encontraba participando en el recuento de las boletas de las elecciones del 2 de marzo en Guyana, se retirará del país.

“La CARICOM lamenta profundamente que se haya visto obligada a retirar el Equipo de Alto Nivel independiente que envió el sábado 14 de marzo de 2020 para supervisar el recuento de los votos en la Región 4 de las Elecciones Generales y Regionales del 2 de marzo 2020 en Guyana”, señala el comunicado publicado en la página oficial.

La llegada del equipo, el 15 de marzo, se concretó por la petición del presidente de Guyana David Granger, decisión con la que el líder de oposición Bharrat Jagdeo estuvo de acuerdo.

Sin embargo el 17 de marzo, una corte emitió una orden judicial que impide que la Comision Electoral de Guyana (GECOM por sus siglas en inglés), realice el recuento de los votos que los guyaneses emitieron el pasado 2 de marzo.

La orden judicial también anual “cualquier acuerdo entre el Presidente de Guyana y el Líder de la Oposición y/o cualquier acuerdo entre la Comisión Electoral de Guyana y la Comunidad del Caribe", informa la CARICOM.

El organismo regional cuestionó que haya fuerzas que estén interesadas en que no se haga un recuento de los votos transparente y señaló que si el proceso no es creíble, el gobierno que asuma la dirección de Guyana carecerá de legitimidad.

“Como lo señalé en otro comunicado, es necesario que el sentido común prevalezca. La preservación del orden y la ley es primordial y todas las partes deben trabajar arduamente para garantizar que haya paz en las carreteras y en las comunidades de Guyana”, declaró Mia Amor Mottley, secretaria general de la CARICOM.

Además refrendó que el organismo está comprometido con el pueblo guyanés.

La crisis electoral de Guyana data de los resultados que impugnó la oposición liderada por Jagdeo que denunció la supuesta organización de un fraude electoral durante los comicios del 2 de marzo.

En dichas elecciones se eligió al presidente y a los representantes de la Asamblea Legislativa por lo que la CARICOM accedió a analizar el proceso electoral y garantizar que se respetara la decisión de la población.