Si estás buscando empleo debes dominar cómo hacer un curriculum para no cometer errores que te pueden descartar automáticamente del proceso de selección. Es lo primero que conocerán sobre ti y es importante causar una buena impresión.

Aquí te contamos 7 cosas que nunca deberías de poner en tu currículum vitae:

1. Tu estado civil

Evita a toda costa poner datos que sean muy personales, como, por ejemplo, tu estado civil. A ninguna empresa le interesa, o al menos no le debería de interesar, si estás soltero, casado, divorciado…No es relevante para ningún puesto de selección. Tampoco deberías de poner cuantos hijos tienes.

2. Programas informáticos y otra tecnología que está en desuso

Si un programa informático ya no se usa es totalmente irrelevante incluirlo en el currículum. No aporta nada. Y es más, causará un mal efecto porque dará la sensación de que no se ha actualizado el documento o de que no te has seguido formando y te has quedado en el pasado.

3. Escribir en tercera persona

Nunca escribas el currículum en tercera persona. No tiene sentido. Se espera que seas tú quien lo escriba y quién hables de ti mismo. Por eso siempre debería de estar redactado en primera persona. En lugar de poner: “Lideró un equipo de 10 personas en el área de ventas” deberías de poner “Lideré un equipo de 10 personas en el área de ventas”

4. Dirección de correo electrónico no profesional

Las direcciones de email graciosas déjalas para comunicarte con tus amigos. Y por supuesto, evita todas aquellas que tenga referencias sexuales. Es muy sencillo crearse una cuenta de correo nueva con alguna combinación de tu nombre y apellidos.

5. Un selfie

Si decides incluir foto en tu currículum, en esta debes de aparecer con un aspecto profesional. Hoy en día no es necesario acudir a un fotógrafo para hacerse este tipo de fotos. Pero no te hagas un selfie. Puedes poner la cámara en un trípode o pedir a alguien que te la haga. Se verá muchísimo mejor. Y por supuesto, evita incluir fotos en las que aparezcan otras personas, aunque estas estén recortadas de la foto.

6. Redes sociales no profesionales

Poner las redes sociales en el currículum es algo cada vez más habitual. Sin embargo, solo deberías de poner aquellas que son profesionales. Si tienes tu perfil de LinkedIn actualizado ponlo en tu currículum. Pero no incluyas tu Facebook personal o tu cuenta de Twitter donde hablas sin pelos en la lengua sobre temas polémicos.

7. Tu salario

Nunca pongas tu salario. Tampoco hables de tus expectativas salariales. Si en el momento de la entrevista te preguntan por ello será el momento de desvelar esos detalles. Estos son datos muy delicados que pocas veces te ayudarán a conseguir un puesto de trabajo si los pones en tu currículum. Te podrían descartar directamente por que tu salario es muy elevado o bajo, por intuir que no tienes suficiente experiencia. Y en muchos casos pensarán que al incluir salario y/o pretensiones económicas la retribución es lo más importante para ti.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado