Aunque para algunas personas, dormir es una pérdida de tiempo, esta acción mejora funciones básicas del organismo que permiten llevar a cabo las actividades cotidianas, señala la especialista de la Clínica de Trastornos de Sueño de la UAM Iztapalapa, Guadalupe Terán Pérez.
Entre las funciones esenciales que se realizan durante el proceso se encuentra la liberación de la hormona de crecimiento, la eliminación de sustancias tóxicas, fortalecimiento del sistema inmunológico, consolidación del aprendizaje y memoria, y restauración del organismo.
Según la Asociación Mundial de Medicina del Sueño, el sueño profundo es uno de los tres pilares de la buena salud, junto con dieta equilibrada y ejercicio.

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...