Cuernavaca, Morelos.-La reforma aprobada por el Congreso que estipula la desaparición del Tribunal Unitario de Justicia para Adolescentes (TUJA), es un retroceso al trabajo en favor de los jóvenes en conflicto con la ley, además de que no está clara.

Así lo consideró la magistrada presidenta Ana Virinia Pérez Güemes y Ocampo, al sostener que en ningún momento se les tomó en cuenta, y como posiblemente el tema pase por los cabildos, ya están analizando los recursos que interpondrán.

“Finalmente yo creo que va a terminar aprobándose, y nosotros vamos a empezar a analizar el documento para ver qué recurso legal podemos interponer, en esas estamos ahorita. Es un retroceso, me parece que la reforma no está muy clara en el sentido de que vamos a pertenecer al Tribunal Superior de Justicia o no, o somos una Sala Especializada”, explicó.

Refirió que lo único que supieron es que dicha reforma pretende dar un respiro en las finanzas del Poder Judicial, puesto que el Consejo de la Judicatura también desaparecerá, sin embargo, no se dan las razonas por las cuales es necesario desaparecer este Tribunal Unitario que en enero cumple 10 años de haber iniciado funciones.

Por ello insistió que hay una incertidumbre de qué ocurrirá con todo el personal, ahora que el TUJA será una Sala Especializada, al mencionar que desconocen si la gente estará en la nómina del Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

“Desconozco totalmente que va a pasar, de qué manera va a afectar a la estabilidad que tienen derecho los trabajadores, supongo que habrá después de esto una reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial y pienso que ahí se habrá de aclarar este asunto, por lo pronto nosotros estaremos buscando la forma de impugnar el decreto”, agregó.

Por: Omar Romero
[email protected]