A pesar de la sequía que podría enfrentar la capital morelense y de que en los próximos 15 días se reducirá el tandeo de agua potable en Cuernavaca, el presidente municipal de esta entidad, José Luis Urióstegui Salgado, mostró desinterés ante esta problemática y aseguró que no existe un problema de gravedad de falta de agua.

“Cuernavaca no presenta un problema grave, de acuerdo con Conagua estamos en un semáforo amarillo debido al estiaje del año pasado, que no se recargaron los mantos acuíferos”, expresó el edil de manera contradictoria, ya que un día antes el Director operativo del SAPAC, Dante Figueroa Castelar, manifestó que este año sería lo doble de difícil que el 2023.

Asimismo, Urióstegui Salgado admitió que más del 40 por ciento del agua que se extrae en la ciudad es desperdiciada por las grandes cantidades de fugas que existen y que su administración no ha podido resolver desde el año 2022.

Sobre la situación que podría enfrentar Cuernavaca ante la sequía, la Ciudad de la Eterna Primavera se encuentra en el nivel de sequía moderada, según datos proporcionados por el Monitor de Sequía de México de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), y en estadísticas más locales, el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) informó que en estos primeros meses del 2024 los pozos de agua registraron una reducción del 10 por ciento del vital líquido, refutando lo declaro por el alcalde de Cuernavaca, quien consideró un problema menor la falta de agua, a pesar de que durante toda su administración se han generado mayores protestas por la falta del vital líquido. 

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp