Jeff Bezos, fundador de Amazon, dejará la compañía el próximo verano, empresa que fundó hace 27 años como una modesta librería online y que menos de tres décadas después se convirtió en el hombre más rico del mundo.

Nacido en Albuquerque, en Nuevo México, en Estados Unidos en 1964, los padres del futuro fundador de Amazon se divorciaron durante su infancia, y su madre se casó con un inmigrante cubano, Miguel Bezos, de quien Jeff tomó el apellido.

Graduado por la Universidad de Princeton, comenzó a trabajar en Wall Street en ciencias de la computación, aunque renunció al puesto antes de cumplir 30 años para dedicarse a la venta de libros por internet desde su garaje en Seattle.

Fundación de Amazon

Registró Amazon (entonces bajo el nombre de Cadabra, que cambiaría más tarde al asemejarse demasiado su sonoridad a la palabra "cadáver" en inglés) el 5 de julio de 1994, tras haber observado durante su previo empleo en Nueva York cómo el uso de internet se estaba disparando con subidas anuales del 2 mil 300 por ciento.

"Al principio elegí libros como el mejor producto para vender online tras elaborar una lista de 20 posibilidades distintas. Con más de 3 millones de libros impresos, podía construir una librería digital que no podría haber existido de ninguna otra manera", explicaba Bezos en una entrevista en 1997.

El éxito inicial en el sector editorial abrió las puertas a toda clase de productos, y en paralelo la empresa fue expandiéndose más allá del comercio electrónico con ofertas de entretenimiento mediante Amazon Music y Prime Video; hardware y software con dispositivos como Echo y Alexa, respectivamente, y la plataforma de computación en nube Amazon Web Services (AWS).

Además, en 2017 Amazon adquirió la popular cadena de supermercados estadounidense Whole Foods.

Estrategia a largo plazo

Quienes conocen personalmente o han trabajado con Bezos acostumbran a destacar su obsesión por la experiencia del cliente y por mantener un ambiente de trabajo que potencie la innovación, una estrategia de negocio a largo plazo que contribuyó a que durante varios años Amazon estuviese en números rojos.

Sin embargo, una vez entró en beneficios a principios de los 2000, la empresa contaba con una estructura sólida y visión de futuro, lo que le permitió crecer a un ritmo aceleradísimo hasta controlar en la actualidad casi la mitad del comercio electrónico en Estados Unidos. y una buena parte del pastel mundial.

En una carta a los empleados este mismo ayer, Bezos explicó que una vez deje de ser consejero delegado usará el tiempo libre para centrarse en proyectos de filantropía y en sus otras dos propiedades, el fabricante aeroespacial Blue Origin y el diario The Washington Post, que adquirió a título personal en 2013.

"Jamás he tenido más energía y no me estoy jubilando. Me apasiona enormemente el impacto que estas organizaciones pueden tener", aseguró.

Andy Jassy, el substituto

Cuando se produzca la transición de poder en verano, Bezos cederá el testigo de máximo responsable del día a día en Amazon a Andy Jassy, de su máxima confianza y quien ha mantenido un perfil más bien discreto, siempre a la sombra de Jeff.

De 53 años, educado en Harvard y originario del estado de Nueva York, Jassy entró a trabajar en Amazon en 1997 -sólo tres años después de la fundación de la empresa- y dirige desde su creación AWS, líder destacada en la industria de la computación en nube por delante de competidores como Azure de Microsoft y Google Cloud. EFE

Jeffrey Preston Bezos, aseguró que seguirá "vinculado" a las grandes decisiones del grupo que creó en 1994, cuando ceda su puesto de director ejecutivo a Andy Jassy en el tercer trimestre del año.

Pero no le faltará actividad: también es propietario del diario Washington Post y de la sociedad espacial Blue Origin, además de creador de las organizaciones filantrópicas Day 1 Fund y Bezos Earth Fund.

El éxito mundial de Amazon, y su consiguiente ascenso en el mercado bursátil, le permitieron convertirse en el hombre más rico del mundo, un puesto que se disputa desde comienzos de este año con el director ejecutivo de Tesla, Elon Musk.

Se enfría impulso por resultados de Amazon

El inesperado anuncio de Jeff Bezos de que abandonará el cargo de presidente ejecutivo de Amazon abatió el optimismo de Wall Street sobre los gran de s resultados trimestrales de la firma, pero los analistas estaban animados por la promoción de l jefe de computación en la nube al puesto máximo.

Andy Jassy era considerado desde hacía tiempo como un sólido aspirante al puesto principal desde que Amazon creó dos cargos de presidente ejecutivo en 2016 reportando a Bezos. El otro estaba ocupado por Jeff Wilke, responsable de los consumidores y que se retiró recientemente.

No obstante, pocos esperaban que Bezos anunciara su adiós cuando la compañía reportó por vez primera ayer ventas superiores a los 100 mil millones de dólares, en un año muy exitoso para las entregas en medio de la pandemia de coronavirus.

"Esperamos que la acción de Amazon avance (...) pero es posible que haya una respuesta más templada por el cambio en la presi de ncia ejecutiva", escribieron analistas de Citigroup en una nota de análisis.

Las acciones de la firma, que ganaron cerca de 76 por ciento en 2020, subían de forma marginal hoy a 3 mil 444 dólares. Des e mediados de enero trepado 8 por ciento, antes de los resultados .