Cada día más ciudadanos europeos viven bajo nuevas restricciones, prohibiciones y recomendaciones para contrarrestar una segunda ola de contagios y muertes por Covid-19 que los países intentan frenar antes de Navidad.

     Aunque las nuevas medidas son en general menos restrictivas que en primavera, ya que los colegios, por ejemplo, suelen mantenerse abiertos, los gobiernos comienzan a implantar, ya sea de manera nacional, regional o local, confinamientos estrictos que, salvo excepciones, obligan a quedarse en casa todo el día. Además del cierre del ocio y de los comercios no esenciales, la medida más extendida es el toque de queda.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado