compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Ante la indiferencia de la dueño del predio en el terreno de la calle Motolinía y Bulevar Juárez, donde un acumulamiento de agua ha provocado el malestar de vecinos, el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) realizó ayer trabajos de desazolve, con lo que se extrajeron 36 mil litros de agua verdosa, en el terreno ubicado a un costado de las instalaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
     A pesar de ello, Ulises Sotelo Hernández, director de Salud de Cuernavaca, aseguró que continuará el procedimiento administrativo contra la dueña del predio, quien de acuerdo con versiones extraoficiales es Georgina Abe Almada,  hermana del anterior delegado del IMSS en Morelos, Manuel Abe Almada.
    Sin embargo, se ha dado a conocer que el responsable directo de la contaminación del terreno es el empresario Juan Antonio Name Name, representante legal del consorcio denominado “Plasalud”, que se encarga de construir locales dedicados al manejo de tratamientos médicos, algunos de los cuales ya existen en la capital.

De acuerdo con la información difundida, Name Name alquiló el predio a la dueña, pero la obra de la plaza de la salud no se completó y sólo se escarbó el terreno, lo cual generó una zanja que con las lluvias, ha hecho que el agua se acumule, provocando un foco de contaminación en pleno centro. 

El problema se detectó desde septiembre de 2016, cuando se dio a conocer oportunamente a través de las páginas de Diario de Morelos, y fue hasta ayer que el SAPAC utilizó una bomba extractora para intentar remover el agua acumulada.

Por esa razón, independientemente de la relación de arrendamiento existente, el área jurídica del Ayuntamiento dijo que intervendría porque la dueña no atendió el ordenamiento del Departamento de Verificación Sanitaria para que realicen trabajos de desazolve del terrero.

La mañana del martes se colocaron sellos de advertencia en los accesos al terreno, para que en un término de 24 horas -que vencen este jueves-, la dueña limpiara la zona; lo cual hasta el cierre de edición no había ocurrido. 

Yolanda Rodríguez Pérez, directora de Verificación Sanitaria del municipio, informó que el caso pasará al Departamento Jurídico, que analizará la sanción económica a imponerse.

Dijo que como Dirección de Verificación le compete determinar si existe o no un riesgo para la población, pues por el hecho de que haya un terreno baldío con acumulación de agua, “es un riesgo por la proliferación del mosco transmisor del dengue, zika y chikunguya”.

Explicó que “en noviembre de 2016 ocurrió lo mismo y la dueña argumentó que el problema es consecuencia de un drenaje que se ubica a un costado y que pertenece al IMSS”, agregó.

Además del desazolve, la dueña tendrá que remediar la zanja para evitar se siga acumulando agua y si no lo hace, el área jurídica de la Dirección de Salud intervendrá y en un mes se tendrá la sanción.

Por: CARLOS SOBERANES
[email protected]