compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Habitantes de Chamilpa manifestaron su preocupación, luego de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) confirmó la obra para derrumbar el puente que iniciarán este 15 de agosto y concluirá en tres meses.
La incertidumbre de los vecinos es porque dentro de 12 días el puente que conecta al poblado y a los conductores que circulan de oriente a poniente, es decir, de la Glorieta de la Paz hacia el poblado de Ocotepec se derrumbará por la obra del Paso Expres.
El puente que se ubica antes de llegar a la gasera del poblado y después de las oficinas de la SCT se derrumbará para ampliar los carriles del libramiento Cuernavaca. Los vecinos manifestaron su preocupación por ser el único acceso al poblado, y durante la obra sólo tendrán un acceso a los domicilios.
Francisco Flores López, ayudante del poblado de Chamilpa, informó que se reunirán con representantes de la empresa encargada de la obra y de la SCT para analizar la circulación del tránsito local y de los vecinos.
“Los pobladores han comentado que con el derrumbe del puente nos van a encerrar, no vamos a tener la salida hacia la ciudad y los mantiene en la incertidumbre”, dijo.
Mencionó que existe la propuesta de la SCT para circular cuando ya esté derrumbado el puente, que sea a través de autobuses que pondrá a disposición la autoridad, pero el problema es que no existen los caminos y accesos necesarios.
Señaló que analizarán las salidas alternas que tendrán que habilitar, “donde está el puente peatonal de Chamilpa se tiene que abrir un acceso provisional por la calle J. Mújica”, indicó.
Otra de las opciones es por la calle del Arrastradero, pero en esta vía de comunicación por ser estrecha no permitirá el acceso al transporte público colectivo.

"Los pobladores han comentado que con el derrumbe del puente nos van a encerrar, no vamos a tener la salida hacia la ciudad y los mantiene en la incertidumbre.” Francisco Flores López, ayudante municipal

Por: CARLOS SOBERANES /  [email protected]