compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- El sexting, interpretado como el envío de contenidos de tipo sexual mediante fotografías y/o videos, producidos por el propio remitente, tiene vigencia en las escuelas del estado. Un estudiante de secundaria contó que algunas de sus compañeras obtienen hasta 900 pesos por enviar fotografías de este tipo a sus compañeros, aunque el caso se sale de control y después son estigmatizadas.
El sexting fue tema de discusión en el Foro Diario de Morelos con la conducción del periodista Pablo Rubén Villalobos Adán, en cuyo programa participó el presidente de la Asociación Estatal de Padres de Familia, Moisés Barrera Cabrera.
En su opinión la práctica del sexting se debe a la cultura que trasmiten los padres hacia los hijos.
“Yo traté de impulsar un proyecto de Escuelas para Padres para saber cómo tratar a los hijos y educarlos, pero el gobierno nunca hizo caso de estas peticiones”, lamentó el representante de los paterfamilias.
También comentó, en entrevista, que los padres de familia tienen responsabilidad en lo que sucede con los estudiantes adolescentes porque muchas veces complacen a sus hijos y les compran teléfonos caros, que muchas veces son mal utilizados.
Gustavo Navarro Muro, encargado de despacho de la Subdirección de Prevención y Auxilio de la Fiscalía General del Estado, también participó en el programa y consideró que los adolescentes intercambian fotografías en desnudo o con ropa interior por chantaje o desamor, entre otras razones.
Navarro Muro subrayó que los adolescentes que practican el sexting tienen una falta de percepción de los riesgos que enfrentan al mandar fotos con poses sugerentes, o presuntamente eróticas.
Un estudiante de secundaria que pidió el anonimato contó que la mayoría de las niñas que envían o suben fotos como una práctica del sexting lo hacen por sentir placer o poder.
“Conocí a un maestro que a cambio de pasar a los estudiantes les pedía fotografías de sus compañeras, ya sea de sus pechos o de alguna otra parte de su cuerpo, siempre desnudos. 
“Para pasar la materia con calificaciones de seis, siete u ocho les decía ‘consígueme la foto de tu compañera con pechos desnudos’ y ellos lo hacían para pasar la materia”, dijo. 

Rebasa la autoridad

En opinión del presidente de la Asociación de Padres y Familias del Estado, Moisés Barrera Cabrera, el sexting es una situación que rebasa a los padres y maestros; es una situación que ven los adolescentes en los medios, principalmente en la televisión. Es un desastre pero el gobierno a través de la Secretaría de Educación Pública no nos ha dado la autoridad suficiente para ejercer alguna función al respecto”, afirmó 
Dijo que hace tiempo pidieron a la Secretaría de Gobierno apoyo para prevenir los delitos cibernéticos pero no lograron la autorización y eso agravó la situación.
“Esto se da en muchas escuelas, muchas no están detectadas. En estos medios electrónicos intercambian muchas cosas, no sólo sexting, sino violencia. Estamos infestados hasta el hueso, eso debe ser visto por la Secretaría de Gobierno. Debe haber una escuela para padres con autoridades para dar cultura, porque sabemos que todo esto viene del seno familiar y sabemos que los padres por descuido no tiene el tiempo de calidad que le deben de dar a los hijos”, afirmó.
Un estudio del American Life Project del Pew Research Center apunta que los adolescentes podrían tomar las imágenes de sexting como un sustituto de las relaciones sexuales, al tiempo que se están usando como una especie de moneda emocional, que necesitan pagar para mantener una relación.
Por Justino Miranda

Por: JUSTINO MIRANDA
[email protected]