Cuernavaca, Morelos.- Como parte de las acciones que buscan emprender integrantes de la sociedad civil e instituciones públicas para el mejoramiento y rescate de las barrancas de Cuernavaca, principalmente las que se encuentran al norponiente, se desarrolló el  IV Coloquio para la Revisión del Plan  Integral para el Manejo de las Barrancas.
Con más de un año de trabajo en la materia, integrantes de la sociedad civil dieron a conocer que buscan producir un documento que contenga un plan para recuperar la calidad de las barrancas en la capital del estado.
Reunidos en las instalaciones del Colegio de Morelos, los expertos y participantes en distintas mesas de trabajo, señalaron que las barrancas  son un ecosistema importante para el clima de la región, a pesar de ello en muchos de los casos se encuentran en el abandono.
Fernando Jaramillo,  presidente del Consejo Consultivo Estatal para el Desarrollo Sustentable, comentó que se encuentran en la revisión del  documento, para afinar detalles y posteriormente conformar un comité con voluntarios que quieran sumarse para echar a andar las acciones más importantes.
Buscarán generar financiamiento para las acciones prioritarias, asimismo pretenden que desde el Congreso local se apruebe una iniciativa de reforma a la Ley Estatal de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente.  
“El objetivo es conservar los ecosistemas, la biodiversidad, el ordenamiento del territorio. Parar el desarrollo urbano que es una de las amenazas más importantes o regular el desarrollo urbano, y hacer un manejo integral del agua, para ello se requiere hacer un cambio de cultura, porque las barrancas están así porque no las valoramos y las consideramos como drenaje, aunado a esto que  los gobiernos no atienden sus funciones” recalcaron.
Pretenden que una vez terminadas las estrategias prioritarias, sn entreguen a los candidatos a las alcaldías que conforman las zonas de barrancas y a los candidatos a la gubernatura, para que lo contemplen en sus trabajos en caso de resultar electos.

Recorrido
Lo inician en la serranía de Zempoala y Huitzilac, donde se ubica, el vértice norte de un
abanico de barrancas que se abre hacia el sur. Entre las  que ahí se originan, de oriente a poniente: la del Tepeite, Chalchihuapan, Atzingo, El Tecolote, la Tilapeña, El Sabino, Los Sabinos y Mexicapa-Tembembe.

"...se requiere hacer un cambio de cultura, porque las barrancas están así porque no las valoramos y las consideramos como drenaje, aunado a esto que  los gobiernos no atienden sus funciones.” Fernando Jaramillo, presidente del Consejo

Colaboran. El Colegio de Morelos es sede de  diferentes coloquios para mejorar manejo de las barrancas.

Por: José Azcárate / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...