El standupero Carlos Vallarta fue invitado a Versión Extendida con Tenoch Huerta, durante el episodio estuvieron tomando temas como corrupción, en donde el comediante confesó que para el “Chespirito es de las peores cosas que le ha pasado a la comedia mexicana”.

En el episodio de 58 minutos en youtube, Vallarta y los conductores estuvieron hablaron sobre la fuerza de la comedia con la observación social, durante la transmisión Vallarta arremetió contra la comedia de humor blanco de Roberto Gómez Bolaños.

Los cuestionamientos que señaló el comediante se centraron en el éxito que tuvieron los programas de Gómez Bolaños, durante una época de dictaduras en México.

¿Qué hace una dictadura, sino censurar contenido que le puede perjudicar? ¿Qué no censuraron? Chespirito".

La relación de la televisora más grande de México, Televisa , con El Chavo y diversos programas de Chespirito, pone en discusión la empatía que tenía Roberto Bolaños con los presidentes de México, y sus gobiernos que mantenían a la sociedad mexicana en un estado de crisis con pobreza y desigualdad.

Para Vallarta la falta de criterio artístico se divide de la responsabilidad de la comedia para hacer a la gente reflexionar y sus críticas hacia Chespirito van hacia lo que representaba.

“Por una cuestión de dignidad de saber que Chespirito fue a Chile, que se presentó en dos fechas en el estadio nacional donde habían torturado estudiantes. Por el hecho de que lo recibió Pinochet con honores de Jefe de estado”, expresó Carlos Ballarta en el programa de Youtube.

Además confesó que en su casa de las pocas cosas que le prohíbe a su hijo es ver los programas de humor blanco de Gómez Bolaños.

“Yo al menos en mi casa si hay algo que no le dejo ver a mi hijo es esa pendejada, la neta”.

Ante estos comentarios que generaron polémica entre la idealización de la gente mexicana, han sacado a la luz de nuevo el debate sobre lo que representa “El Chavo”, pues exalta la idealización de la pobreza, el machismo, la discriminación y el sistema político nacional, todo para una sociedad que se encontraba lidiando con dictaduras , corrupción y pobreza extrema, los programas de Bolaños eran aceptados por la televisora pues buscaban mantener a la gente en un estado de conformismo.

En 1977, cuando chile se encontraba en medio de la dictadura militar de Pinochet, el elenco de Chespirito reuniría ochenta mil personas en el Estadio Nacional de Santiago, lugar que era utilizado como un centro de reclusión y tortura.

Rodeados de hostilidad, represión y desapariciones forzadas,  los chilenos recibieron como ídolo a Chespirito, quien después de unos años confesó que ellos ni él o su elenco sabían que ese lugar había sido utilizado como un “campo de concentración”, pero de haberlo sabido de igual manera se hubieran presentado ahí.

La amistosa relación que tenía este genio del humor blanco con los regímenes militares y políticos, ha sido expuesta a través de los años.

Fue una época detonante para la televisión, la estrategia utilizada por Bolaños no fue al azar, y exponen el contrato con la televisora ATC de Argentina, la cual hizo la primera emisión del programa de Chespirito, mientras se aprobaba la circular 1050 del Banco Central, la cual golpeo en las propiedades y calidad de vida de los argentinos.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado