La comunidad católica se reunió ayer para recordar con el Domingo de Ramos, la entrada de Jesús a la ciudad santa; desde temprana hora las procesiones iniciaron en distintas partes de la zona conurbada, donde feligreses llevan a bendecir la cruz de palma en la misa dedicada al evangelio de Mateo, que trata de la Pasión del Señor.

Fotos:José Luis Azcárate / DDM