La Academia de Hollywood presentó el menú del Governor’s Ball, la fiesta oficial posterior a la ceremonia de los Premios Óscar, creado de nuevo por el chef austríaco Wolfgang Puck para los mil 500 invitados que acudirán a la cita. 

“Solo lo hacemos una vez al año y es sin duda la semana más excitante para mí y mi equipo. Es la fiesta más grande y todos estamos emocionados. Uno no se cansa de este trabajo”, dijo Puck mientras preparaba a la plancha ternera Wagyu, de la prefectura de Miyazaki, en el sur de Japón. “Es la mejor del mundo”, apuntó el cocinero.

“Siempre estamos probando cosas nuevas y mantenemos algunos platos que son muy exitosos siempre, como el pastel de pollo, las patatas con caviar o las trufas negras provenientes de Francia”, indicó el chef, que contará para el próximo domingo con un equipo compuesto por 850 camareros y ayudantes y 300 cocineros y asistentes de cocina.

Todo ello para crear un total de cuatro mil 800 platos pequeños a partir de 136 kilos de ternera Wagyu, 159 kilos de atún, 20 rodaballos salvajes, 15 kilos de caviar, 7 mil 500 gambas, 250 langostas, 800 patas de cangrejo, 159 kilos de sushi, 50 pargos, 45 kilos de vieiras, 200 kilos de salmón ahumado, 500 róbalos negros y 400 pizzas, entre otros alimentos.

No faltarán los tradicionales panecillos con siluetas del Óscar (alrededor de 6.500) y los mini-Óscars de chocolate (se repartirán unos 7.000) “para que no haya perdedores en la sala”, advirtió Puck.

Además, habrá 1.400 botellas de champán Piper-Heidsieck y se servirán unos 11.000 vasos de vino de la bodega de Francis Ford Coppola (tanto de Chardonnay como de Cabernet Sauvignon).

Toda la comida que no se use se destinará a la organización sin fines de lucro “Chefs to End Hunger”, que la distribuirá a agencias locales donde se alimenta a los sin techo.

La decoración de la fiesta, por su parte, rendirá homenaje al 90 aniversario de los Óscar con un recuerdo a su legado e incluirá imágenes de archivo de películas icónicas, una selección musical representativa de cada era y una exhibición de algunas de las estatuillas doradas más representativas a lo largo de la historia de estos premios.

La 90 edición de los Óscar tendrá lugar el próximo domingo 4 de marzo en el Teatro Dolby, de Hollywood.