La Fiscalía General del Estado entregó a familiares los restos humanos de las víctimas mortales de la explosión de Totolapan y, de acuerdo con los peritajes, concluyó que se trató de un accidente, provocado por un corto circuito en el sistema eléctrico de la propiedad que funcionaba como taller de juegos pirotécnicos. 

El titular de la dependencia, Uriel Carmona Gándara, hizo énfasis en la labor que el área forense llevó a cabo para identificar a las víctimas, ya que, debido a la intensidad de la explosión, los cuerpos fueron severamente dañados. 

Sin embargo, aseguró que en el lugar se agotó la posibilidad de que las personas que fallecieron al instante de la detonación, adultos y niños, fueran más de las siete que originalmente se dijo. 

En la determinación de la causa de la explosión, Uriel Carmona señaló que quedó claro que se trataba de un lugar que almacenaba una importante cantidad de pólvora de forma irregular y que el accidente que quitó la vida a siete y causó lesiones a 15 más, fue consecuencia de un corto circuito. 

“Los peritos han explicado al Ministerio Público que fue un corto circuito lo que provocó la explosión, como lo indicaron las evidencias tangibles y ahora sólo falta que esos resultados se formalicen en la carpeta de investigación”, declaró el fiscal. 

Reiteró el llamado de la Fiscalía a las autoridades competentes, Sedena y Protección Civil, de vigilar más de cerca a los talleres en los que se elaboran artefactos a base de pólvora, para prevenir una tragedia similar en un futuro, porque “los ciudadanos no merecen lo que pasó”, manifestó. 

Finalmente, dijo que en su mayoría tanto las personas que perdieron la vida, como las que resultaron lesionadas, eran familiares. 

Investigarán caso de enfermera

Uriel Carmona informó que aún no se descarta que la muerte de la enfermera en una clínica de cirugías estéticas pueda tratarse de un homicidio imprudencial. 

Dijo que harán comparecer a todas las personas que estén relacionadas con el asunto, bajo la presunción de inocencia. 

“La realidad es que sí ese deceso fue ocasionado por una irresponsabilidad, lo vamos a sancionar y vamos a formular imputaciones ante los juzgados”, puntualizó al señalar que, por sentido común, nadie puede realizarse una auto liposucción. 

“Eso es algo que debe investigarse a fondo, porque es inédito que una persona se hiciera una intervención de ese tipo, que requiere de anestésicos fuertes. Por eso es que haremos la investigación a fondo, sin descartar la posibilidad de que haya responsables”, refirió.

ANTONIETA SÁNCHEZ / antonieta.sanchez@diariodemorelos.com 
 

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado