México.- Julio César Chávez Junior está en un nuevo escándalo, al ser suspendido de forma indefinida por la Comisión Atlética de Nevada por no ir a un control antidopaje.
El púgil se negó a atender a personal de la Asociación Anti Doping Voluntaria, en octubre de 2019.
Esto provocó una primera suspensión que puso en duda su pelea ante el estadounidense Daniel Jacobs. El 20 de noviembre atendió su primera audiencia vía telefónica y tras la extensión de la sanción tuvo otra audiencia el 18 de diciembre, dos días antes de su pelea con Jacobs.
Un juez de la Corte Estatal de Nevada le solicitó a la Comisión Atlética de ese Estado levantar la suspensión temporal que tenía sobre el púgil mexicano por lo que enfrentó a Jacobs en Phoenix, Arizona.
A sus 34 años de edad, Chávez Jr. no ha podido despuntar y cada vez se ve más cerca el retiro.

Staff Diario de Morelos