Mucho ruido se ha hecho en el ámbito nacional por parte del Gobierno de la República que preside Andrés Manuel López Obrador respecto a la llegada de vacunas, cuya cantidad por desgracia no llegan a ser ni una cafiaspirina para combatir al Coronavirus, en razón de que las compradas y pagadas por las autoridades mexicanas a la Farmacéutica Pfizer, apenas si llegan a 110 mil, que en realidad pueden ser sólo 55 mil, como consecuencia de que este tipo de medicamento se debe aplicar dos veces al beneficiario, pues de lo contrario la primera dosis resulta obsoleta… Las muy cacareadas vacunas comercializadas por las farmacéuticas de otros países y presuntamente ya comprometidas por el Gobierno de nuestro País también ya anunciadas, tampoco alcanzan para los 125 millones de habitantes o más que somos en esta Nación… Por singulares razones, el Gobierno de López Obrador decidió, luego de la primera entrega de vacunas Pfizer, enviar a Coahuila 8 mil de ellas que insistimos, sólo sirven para 4 mil personas, que en este caso son para los médicos que están en el primer frente contra el Covid y entre los cuales el mismo Gobierno decidió fueran aplicadas a personal hospitalario del Ejército… Lo mismo ocurrió con las más de 35 mil vacunas destinadas para la Ciudad de México, las cuales también se aplicaron al mismo tipo de personal militar hospitalario como en Coahuila… Lo anterior, en principio provocó un tumulto en el Hospital El Vergel de la Capital Mexicana, hacia donde algunas voces perversas informaron y mandaron a los médicos de otros hospitales generales, para que fueran a vacunarse ahí, lo cual resultó una mentira… Han llegado más vacunas a México para completar 110 mil, por las cuales se anunció que una cantidad de ellas sería destinada para el personal hospitalario de Morelos, sin precisar si es sólo para médicos militares o médicos y personal que también se la juegan diariamente en los hospitales civiles de la entidad… Tampoco se sabe cuándo, dónde, cuántas vacunas, ni mucho menos cuántos médicos, enfermeras, camilleros, choferes de ambulancias, empleados, personal de servicios y muchos más que laboran en los hospitales, recibirán la aplicación de sus respectivas dosis… Luego de todo ello, las informaciones de vacunas contratadas ya no por miles sino por millones a otras farmacéuticas como Oxford-Astra de Inglaterra con Argentina y la China Cansino, tampoco han sido fijadas en sus fechas, para poder hacer llegar tal medicamento a la población mexicana, cuyos mayores de 60 años serán presuntamente de los primeros beneficiados… Transita la información e inquietud entre los jóvenes, por el hecho de haber realizado cuentas en base a los datos que ha proporcionado el Gobierno de la Cuarta Transformación, las cuales arrojan datos preocupantes para ellos y los infantes, ¡quienes serán vacunados hasta el año 2023..! ¡Que conste López Gatell tras “sus vacaciones en la Playa” en plena pandemia, fue enviado a Argentina para ver algo relacionado con las vacunas y así alejarlo del escándalo..! ¡Como se ve, entre las farmacéuticas productoras, los anunciados y convenios por las compras de ellas y la logística del Gobierno Mexicano no está precisada por cuanto a su distribución, aplicación, como que tiene incongruencias para que los encargados, su Jefe y lo puedan cumplir en la brevedad urgente con la debida y oportuna atención y aplicación para quienes habitamos en México..! ¡Estaremos al pendiente! ¡Hasta mañana que será un día más..!

Por PABLO RUBÉN VILLALOBOS / pablorubenvillalobosh@hotmail.com