¿Qué pasó? ¿Qué redes se tendieron en el marco de la política por los espacios nacionales e internacionales de México con los Estados Unidos, por el asunto del Exsecretario de la Defensa Nacional..? ¡Vaya usted a saber..! El caso es que luego del escándalo provocado por la Administración de Control de Drogas -DEA- de los Estados Unidos, tras la penosa detención en el Aeropuerto de los Ángeles, California, del Hombre que tuvo el más alto rango y mando de la Milicia Mexicana, quien allá pronto fue trasladado a Nueva York para iniciar su enjuiciamiento por severas acusaciones de quien sabe cuántos presuntos delitos imputados, al final de cuentas y casi de inmediato en forma extraña, el desistimiento judicial y con ello, la sorpresa y el tácito ridículo de la DEA y de la Justicia de la Unión Americana llegaron juntos… Para el Ejército Mexicano, ni duda cabe que esta acción supuesta o realmente improcedente fue penosa, molesta e inaceptable, muchos más cuando el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador junto con el canciller mexicano Marcelo Ebrard, presentaron públicas, formales y oficiales protestas político-diplomáticas, por la falta de respeto y atenciones a protocolos obligados que debieron cumplir por parte del Gobierno Estadounidense, tratándose de un asunto tan delicado como el de un personaje de esta magnitud… Según trasciende, en los altos espacios del Ejército de México se escucharon y presentaron enérgicas protestas con peticiones que se convirtieron en reclamos inmediatos para que el Gobierno de la República cumpliera lo necesario y conducente, frente al Coloso del Norte… Todo parece indicar que ello así fue, pues en el curso de la parte final de los procesos electorales de los Estados Unidos, consecuencia de lo cual, el triunfo democrático y contundente de Joe Biden, aún con la reserva de lo que digan las instancias judiciales invocadas por Donald Trump, con su tozuda negativa para reconocer su derrota, tal Presidente Electo no fue ni ha sido reconocido por el Gobierno de México… En el ámbito internacional y en lo interno para los mexicanos, causó suspicacias el hecho de que al igual que otros gobiernos como el de Chile, Turquía y Rusia, a quienes se les llama “de izquierda”, también el Gobierno Mexicano negara su reconocimiento al triunfo de Biden… Que conste, en el caso de México y Chile, la postura de los gobiernos de estas dos naciones no es compartida por la totalidad de sus habitantes… Bajo esta circunstancia, el hecho anunciado de que el Exsecretario de la Defensa Nacional fuese retornado a México para quedar bajo el encargo de Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República, significa entre otras cuestiones que así se pactaron y cumplen los compromisos entre los gobiernos de las dos naciones, por lo cual el destino del Militar, quien quedó bajo la responsabilidad de tal Fiscalía por un breve protocolo para una cuestión ministerial sin importancia, con el trato cordial y cuidadoso del Fiscal, el General fue enviarlo a su casa… ¡Qué pasó y pasará..? ¡Nada… Sólo AMLO, Gertz Manero, Ebrard y las autoridades militares de nuestro Ejército, saben los verdaderos fondos de esta decisión, sus razones y los compromisos pactados! ¡Hasta mañana que será un día más..!

Por Pablo Rubén Villalobos / pablorubenvillalobosh@hotmail.com