Desde hace aproximadamente 2 lustros, los empresarios amarrados con el gobierno panista de Felipe Calderón, sembraron en nuestro País para beneficio de la Iniciativa Privada por la movilización económica que desde antes tanto necesitaba el Gobierno, crearon eso del llamado “Buen Fin” que ha prohijado en el curso de cada año hasta 5 “buenos fines de semanas largas”, que sólo sirven para cumplir estas acciones sectoriales, que motivan a millones de mexicanos para que salgan a gastar o endeudarse con tarjetas de crédito y pocos con dinero en efectivo, a fin de tener los posibles beneficios de ciertos productos o servicios promocionados que adquieran… En la revisión de esta componenda entre los del Gobierno y la IP, recordamos que una buena cantidad de los empresarios promueven la venta de esos productos y servicios presuntamente a menor costo del que mantienen como normales, pero otros sólo son “ganchos” que abusan y se aprovechan de los incautos, sobre todo de los que compran en abonos para mantenerlos cautivos y a raya con eso de los pagos quincenales, mensuales o de otras modalidades, que en muchos casos llegan a las demandas, juicios civiles y hasta los embargos… Los incautos por eso del “Buen Fin” usan su crédito o el poco dinero que tienen para gastar sin reflexión, en tanto los más hábiles y cautos se cuidan de que sus compras sean por verdaderas ofertas, para convertirlas en inversión… La diferencia entre gastar e invertir es muy sencilla… Quien gasta no obtiene ninguna ganancia y hasta puede perder lo gastado, en tanto que quien invierte, por todo aquello que lo haga casi siempre obtendrá una ganancia… A propósito del “Buen Fin” éste lo convirtiendo los empresarios y los del Gobierno de Calderón, Enrique Peña  y el Actual, en el enterrador o sepulturero de nuestras Fechas Cívicas calendarizadas y declaradas como Días de Suspensión de Labores o de Asueto, para que el trabajador concurrirla a la Ceremonia Cívica correspondiente en recuerdo de tal fecha histórica, los personajes y hechos vividos en cada gesta, para ser no sólo recordados sino en algunos casos venerados, a fin de fortalecer nuestro sentido de Patria, origen, tierra, raíces e identidad… Así aparecían una a una estas llamadas Fechas a Conmemorar, como el 05 de febrero, la primera el año, por la Promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, nuestra Carta Magna, a fin de recordar nuestra condición de mexicanos con Derechos por las Garantías Individuales y las Obligaciones correspondientes como ciudadanos y el homenaje al promulgador de este Documento jurídico Magno que lo  fue don Venustiano Carranza en 1917, pero ahora esa fecha se la trago el “Buen Fin”… En el calendario cívico igual paso era el 21 de marzo, que permite recordar al Benemérito de las Américas don Benito Juárez García, prócer de nuestras Leyes de Reformas y la constitución de 1857, que son precedente de la actual, así como de la defensa de nuestra Patria frente a la Invasión Francesa, por lo cual Juárez está considerado como el más relevante Presidente de México, que según dicen ahora sus panegiristas, el mejor es AMLO… Por desgracia, tal fecha por el mercantilismo se convirtió en el Día de la Primavera, que es más celebrado en las escuelas, que el epónimo Benemérito… Continuará… ¡Hasta mañana que será un día más!

Por: Pablo Rubén Villalobos

pablorubenvillalobosh@hotmail.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado