Postal: ¡Ricardo Flores Magón..! Hemos dejado en nuestra entrega de ayer, los descriptivos de Juárez y Madero como parte de las cuatro figuras icónicas de Andrés Manuel López Obrador… Hoy referiremos otros dos… Por lo que corresponde a Lázaro Cárdenas, López Obrador muestra a don Lázaro en los días de su presencia todopoderosa siendo Presidente de este País, como para recordarnos con ello entre otras cuestiones, la sencillez del Tata, quien se significó por atender, convivir, enfrentar y resolver gran parte de los problemas y agravios ancestrales en beneficio de los marginados, tanto de zonas urbanas como del campo… En secuencia de ello, la grandeza de Cárdenas está sustentada por ser quien enfrentó a los todopoderosos económicos internos y externos del País, para expropiarles el oro negro de nuestro subsuelo en beneficio de México y dejar así a Pemex, como una fortaleza que lo fue indudablemente, bajo el nombre de Petróleos Mexicanos, Paraestatal que hoy se mece en el vaivén tortuoso de la corrupción, el saqueo y la politiquería… No sabemos si AMLO también nos hace ver a don Lázaro, en los tiempos de sus agallas para expulsar del país al político Plutarco Elías Calles, quien fue el poder tras el trono de tres presidentes: Pascual Ortiz Rubio, Emilio Portes Gil y Abelardo L. Rodríguez, lo cual no permitió Cárdenas, para ejercer él, el verdadero y máximo Poder Nacional como Presidente, tras mandar al exilio al temido y poderoso Plutarco, dando con ello también al traste con el Partido Nacional Revolucionario y crear el Partido de la Revolución Mexicana… Con Cárdenas, Andrés Manuel sabe y nos hace recordar que en tiempos de la Segunda Guerra Mundial, el General, como ex presidente, con su lealtad militar e institucional, fue el Secretario de Guerra y Marina… También don Lázaro acabó en su tiempo con los cuatrienios gubernamentales nacionales, para ser el primer presidente de un sexenio (1934-1940), que es el límite máximo que han tenido todos los presidentes mexicanos, lo cual esperamos incluya al propio Andrés Manuel, siendo don Lázaro, su referente icónico… Vayamos al cuarto personaje icónico de AMLO… Sorpresivamente, en una de sus tantas presencias ante los medios de comunicación, las cámaras nos permitieron observar en un modesto pero trascendente escenario preparado para su aparición ante los medios, la significativa escultura de un personaje que enarbola en su mano un periódico, mismo que para muchos de los mexicanos representa la Libertad de Expresión… Nos referimos a esa escultura de apenas 50 centímetros de altura, que para nosotros los comunicadores es el Premio de México de Periodismo, el cual año con año entrega la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, por los diversos géneros periodísticos y por su trayectoria, a quienes lo merecen… Debemos recordar de Ricardo Flores Magón, algo de lo más significado de su lucha frente al poder y los todopoderosos de su tiempo, haciendo acopio de su condición de periodista y de la Libertad de Expresión, sustentada en la constitución de 1857, pero no permitida en sus tiempos por los gobiernos dictariales de Díaz y Huerta, que se ensañó con él, lo persiguió, asedaron y lo obligaron a emigrar al exilio, pero nunca lograron acallarlo…. Como se puede apreciar, por así presentarlos a manera de exaltación, López Obrador nos ha dejado entrever el porqué de sus pensamientos, acciones o intenciones para poder alcanzar lo que él ha significado como su meta personal para nuestro País y los mexicanos, con su llamada Cuarta Transformación que recordamos, tiene indudablemente su antecedente en la lucha de Juárez; la convocatoria de Madero y la férrea voluntad de Cárdenas… Lo de la presencia de Flores Magón, es indudablemente el reconocimiento a la máxima libertad que puede tener y disfrutar un ser humano, la Libertad de Expresión, que todo parece indicar para Andrés Manuel, a lo largo de su vida y lucha política, ha resultado un instrumento invaluable; y para nosotros los comunicadores de prensa, radio, televisión y cibernéticos, como profesionales del periodismo, lo es más por todos los riesgos a que nos exponemos frente a los delicados que no soportan el menor de los señalamientos, que esperamos no sea el caso de López Obrador ni de las figuras o figurín públicas que lo acompañan, quienes también deben tener como referente, a gente relevante de la historia como estos personajes icónicos! ¡Hasta mañana que será un día más..!

 

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]


Loading...