Transitó el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, quien trajo y dejó acciones, obras, decisiones y regalos, según se pueden ver y saber, en la inmediatez de su breve estadía por Cuernavaca…

En efecto, en coincidencia con la presencia del Mandatario, por los rumbos de Jojutla se anunció la entrada en actividad del Hospital Móvil que maltrataron los vientos de la naturaleza, frente a lo cual las autoridades tuvieron que tomar decisiones, buscar recursos económicos por donde pudieron, hacer las obras necesarias, restaurar y reinstalar la carpa de ese espacio, que ya volvió a entrar en servicio para atender los casos de Coronavirus que ahí se han encausado…

En coincidencia con ello, Andrés Manuel llegó al Hospital Carlos Calero Elorduy de la Capital, no sólo para supervisar sino para anunciar que esta instalación hospitalaria, por la cual hace aproximadamente cuatro meses dejó anunciados 280 millones de pesos, con toda rapidez y gracias a la formalidad y cumplimiento de órdenes bajo las cuales se desempeñan y trabajan los elementos del Ejército Mexicano, en esta sexta visita presidencial se dieran por listas las restauraciones, reconstrucciones, ampliaciones y equipamiento del nosocomio, para entrar como espacio médico asistencial, por ahora solamente para contagiados de Coronavirus, según lo anunció el propio Gobernante Nacional, quien dejó entrever que luego de la pandemia el Carlos Calero retornará al ISSSTE…

Paralelas a estas cuestiones, el Alcalde de Cuernavaca Francisco Antonio Villalobos Adán tuvo oportunidad de dialogar con López Obrador, a quien le hizo dos planteamientos en calidad de peticiones para beneficiar con ello, si el Presidente da respuesta positiva con hechos, a dos importantes sectores poblacionales de la capital del Estado…

Por un lado, el Alcalde solicitó proceder a la escrituración de los predios que hace más de cien años ocupan los habitantes de lo que fueran los Patios de la Estación del Ferrocarril de Cuernavaca, regularización que desde hace decenios, un sexenio sí y otro también salvo alguna deshonrosa excepción, siempre han tratado de tramitarlo sin ningún éxito, pese a que los Ferrocarriles Nacionales de México desde hace más de cinco lustros el entonces presidente de la República Ernesto Zedillo Ponce de León se encargó de desaparecerlos y desmantelarlos, vendiendo malbaratados al mejor postor todo lo que se pudo de esa nuestra otrora orgullosa Paraestatal que lo fueran nuestros ferrocarriles…

Si López Obrador de verdad quiere ayudar a los fregados que lo necesitan y se lo merecen por haber resistido ahí en condiciones infrahumanas tanto tiempo, de verdad que merecerá un homenaje que anticipamos, no le negarán los lugareños… ¡De él depende.
.
! También el Edil Mayor de Cuernavaca le solicitó al Mandatario Mexicano un Derivador Vial a la altura de la Colonia Antonio Barona, en su colindancia con todos los alrededores de la Colonia Universo y los rumbos de Ahuatepec, cuya construcción es indispensable para beneficiar a decenas de miles de habitantes de esos rumbos, en la parte norponiente de Cuernavaca…

A ver si AMLO da respuesta positiva, como los dio con respecto a señalamientos indiciadores, frente a los cuales López Obrador categórico negó cualesquiera uso irregular de recursos económicos en el Estado, al señalar: “En el caso de Morelos ha habido acusaciones; se han hecho investigaciones, pero no se ha encontrado ningún presunto delito”… Consecuencia de lo anterior, los casos están cerrados…

Ahí la dejamos por cuánto a las acciones, regalos, hechos y decisiones del Mandatario Nacional, en su visita a Cuernavaca.
 ¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos / pablorubenvillalobosh@hotmail.com