Puyazo: ¡Comerciantes no lo olvidan..! Y llegó el 2 de octubre… La Marcha se cumplió de Tlatelolco al Zócalo con la participación de varios miles, entre algunos sobrevivientes, sus seguidores, los convocados y los que van a todas, aunque no sepan para qué, con las recomendaciones de AMLO que ahora ya no los azuza, para que se portaran bien, pero por las dudas ahí aparecieron los anarcos… En efecto, la Marcha por los abatidos por el Gobierno el 2 de octubre de 1968, se cumplió bajo las acciones y circunstancias repetitivas por cuanto a los reclamos y proclamas que a final de cuentas, durante más de 50 años se han lanzado contra los oídos sordos de quienes han estado y están en el poder en los distintos sexenios gubernamentales, pues ellos los supieron, sufrieron, oyeron y vieron junto con todos los que laboraron con Luis Echeverría, José López Portillo, Miguel de la Madrid, Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña y el actual Andrés Manuel López Obrador, quien estando fuera del poder, movió los hilos de la tenebra para calentar a cuantos estuvieron a su alcance, a fin de fortalecer tal Marcha frente a sus antecesores... El día anterior a la Marcha por el 2 de octubre, Claudia Sheinbaum gobernante de la Ciudad de México, anunció la “buena voluntad” de sus subordinados que en número superior a los 12 mil según dijo, formarían una Valla por la Paz a efecto de contener el vandalismo, la anarquía y la violencia tradicional es de esa fecha... La Valla se cumplió, pero no en la cantidad que anunció la Sheinbaum, pues amén de que nadie los contó, sus integrantes que iban singularizados, en cuanto supieron, vieron y tuvieron cerca a los vándalos-anarquistas, más que pronto se quitaron la playera que como distintivo les regaló Claudia, para hacer mutis, ocultarse entre la gente y retirarse de esos rumbos peligrosos de la manifestación... Aunque Claudia Sheinbaum se solace, su ideota de la Valla por la Paz fracasó, sin embargo, se alineó como el buen alfil que lo es de su jefe Andrés, para seguir sus recomendaciones... Por cierto, Andrés Manuel López Obrador en su aparición mañanera de ese día, casi en forma santificadora soltó una catilinaria a manera de sermón, que entre otros pronunciamientos tuvo la ocurrencia de advertir a los vándalos y anarquistas, que serían acusados con su abuelita, abuelito, mamá y papá, pues aparente o socarronamente pretendió olvidar que los vándalos y anárquicos no tienen abuela, abuelo, padre ni madre a quienes respetar y que para eso les pagan su beca quienes les pastorean a efecto de cumplir con su misión de amenazar, espantar y amedrentar no sólo a los de las marchas como ésta, sino como mensajeros de lo que les puede pasar a los habitantes de esta Nación, como consecuencia de lo que pueden hacer los que están controlados por sus patrones, que casi siempre lo han sido y lo son los del Gobierno, quienes tiran la piedra y esconden la mano, ya que otra vez como hace 51 años por lo de aquella noche sangrienta de Tlatelolco, la anarquía y el vandalismo se hicieron presentes con todo y la Valla de la paz de Sheinbaum y las homilías de Andrés Manuel desde el Palacio Nacional... Nuevamente los paganos fueron los mismos de siempre que ya citamos, frente a la inseguridad dominante que dejaron las pintas, destrozos, destrucciones, incendios y agredidos, bajo el amparo protector de la impunidad por la falta de autoridad no aplicada o así convenida con los dos niveles de Gobierno... No se trata de frenar las marchas señora Claudia o señor Andrés, se debe guardar y contener a sus vándalos anárquicos para cuando de verdad los necesiten, si es que están bajo su protección, consentimiento y los quieren tanto... Consecuencia de lo anterior, para los victimizados vecinos, comerciantes, trabajadores, empleados y empresarios de esos rumbos de las manifestaciones que en la Capital Mexicana lo son Paseo de la Reforma, Insurgentes, Avenida Juárez, Madero, el Zócalo, áreas y arterias aledañas, ninguna de las fechas costumbristas de las marchas se olvidan, como ésta del 2 de octubre… Que conste, lo de los vándalos y anarquistas que pareciera una invención de los del Gobierno, antes que en los actuales tiempos tuvo a Los Halcones y al Batallón Olimpia de Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría…. ¡“Remember”! ¡Hasta mañana que será un día más..! 

 

Por: Pablo Rubén Villalobos
[email protected]