Cuernavaca, Morelos.- En cinco colonias, por lo menos, el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) ha detectado el mayor número de tomas clandestinas, que genera al organismo una merma del 40 por ciento en ingresos.
Personal operativo y lecturistas reportan al día entre 10 y 15 tomas sin registro en Lomas de Ahuatlán, Milpillas, Ahuatepec, La Unión, Cerritos de García, así como en la avenida Universidad, informó María Luisa López Sotelo, encargada de despacho de la Dirección General del SAPAC.
El organismo descentralizado reforzó los operativos de detección y clausura de tomas clandestinas en distintas colonias, ya que representa una de las principales fugas del vital líquido y de recursos económicos que no ingresan.

El corredor
En la franja colindante con Tepoztlán se ha identificado un número importante de tomas clandestinas; “el agua que se consumen en estas viviendas y negocios  no puede medirse ni facturarse por lo que se traduce en pérdidas económicas”, señaló.
En el operativo que se llevó a cabo la mañana de ayer, personal operativo de cobranza reportó que en las colonias Cerritos de García, Milpillas y Real Papagayos, se cancelaron más de 20 tomas, de las cuales, nueve pertenecen a un fraccionamiento de la calle Alhelí.
La funcionaria exhortó a la población a acercarse al SAPAC para realizar los trámites de regularización de sus tomas irregulares, para evitar que se proceda legalmente, conforme a lo que marca la Ley Estatal del Agua Potable.
López Sotelo invitó a la población a denunciar de manera anónima al 073, o a través de las redes sociales del SAPAC, cualquier toma clandestina que se detecte.

Operativo. Personal de SAPAC encuentra tomas clandestinas en tres colonias, que fueron canceladas.

Muestran problema
Morelos Rinde Cuentas destaca en cifras realidad de SAPAC

15%
del agua que consume la ciudad no se factura

24
mdp es la pérdida económica anual para el organismo

23.6
mdp por detección de tomas clandestinas ingresarán

Proponen recuperación 
La organización Morelos Rinde Cuentas hizo estudio y propuesta para que el organismo no opere en números rojos.
En su documento establece que en Cuernavaca se desconoce dónde queda el 42% del agua que se extrae del subsuelo. En 2015, SAPAC únicamente cobró el 58% del consumo real de agua en la ciudad. Es decir, solo facturó 40 191,518 m3 cuando la utilización total fue de 69 105,378.73 m3.
Señala que SAPAC pierde recursos económicos millonarios que podrían usarse para mejorar el servicio que presta. Si el agua que se consume a través de tomas clandestinas o  se cobra erróneamente se pagara, SAPAC podría recaudar anualmente 24 millones adicionales.
Morelos Rinde Cuentas establece que para localizar tomas clandestinas de agua, SAPAC no necesita invertir dinero, podría recurrir a la iniciativa privada y convertir en usuario al poseedor de una toma irregular.
Por Redacción DDM

Por: CARLOS SOBERANES
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA: